¿Acabas de lanzar tu web? Confía en el link building

Lowpost
Lowpost

Compartir

Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en facebook

El link building es una herramienta decisiva para impulsar el posicionamiento de una página web, mucho más cuando acaba de lanzarse.

Los inicios en Internet son siempre muy difíciles. En realidad, cada sitio de nueva creación es una gota desconocida en un océano inmenso de información y contenidos. ¿Cómo puedes conseguir que tu web sea visible y obtenga autoridad cuanto antes? Te lo contamos.

Ya tengo mi web, ¿y ahora?

El proceso de concepción, creación y desarrollo de un sitio web de nuevo cuño es complicado y exigente. Cuando, por fin, consigues tenerlo publicado y te congracias de lo bien que ha quedado. ¡Llega lo más complicado!

Comienza una batalla permanente por ir ascendiendo puestos en términos de visibilidad, autoridad y tráfico. En realidad, es una lucha doble. El público objetivo final es cada usuario, cada cliente real o potencialmente interesado en tus productos y servicios.

En la práctica, los algoritmos de Google son los principales destinatarios de tu estrategia. Si los seduces a ellos, acabarás posicionando tu web entre las primeras referencias. La cuestión es cómo conseguirlo.

Fundamentalmente, estos son los aspectos principales que debes haber cuidado mientras creabas tu sitio y a partir de que lo lanzas para posicionarlo mejor:

  • Incluye contenido de calidad centrado en el usuario.
  • Incorpora descripciones de producto excelentes, sustentadas en palabras clave estratégicas.
  • Utiliza un blog.
  • Apóyate en las redes sociales para publicitarlo y generar tráfico.
  • Busca relaciones positivas con influencers y prescriptores.
  • Refuerza tu branding con acciones de marketing directo.
  • Esfuérzate en conseguir una velocidad de carga óptima.
  • Potencia tu contenido con imágenes y vídeos impactantes.
  • Etiqueta tus fotografías con atributos ALT.
  • Alimenta la interacción con el público.
  • Gestiona correctamente tu política de dominios y URLs.
  • Desarrolla una buena estrategia de enlaces internos en tus posts.
  • Apuesta por el link building y los enlaces externos.

Esta última es una de las cuestiones clave más olvidadas en este proceso inicial. Ten presente que, te guste o no, cuando tu web acaba de publicarse es una desconocida para los buscadores. A no ser que ciertos sitios de confianza y considerados de autoridad por Google o sus homólogos apunten hacia ella.

¿Cómo ayuda el link building a una web nueva?

De cara al posicionamiento SEO de partida, es una herramienta absolutamente indispensable. Lo acabamos de esbozar al final del apartado anterior. Piénsalo de esta manera: tu sitio web es un completo desconocido para casi todos; las arañas de Google pasan por él rutinariamente y, poco a poco, van analizando sus atributos.

Y, de repente, empiezan a darse cuenta de que un montón de páginas webs, que consideran valiosas y estimables, incluyen enlaces a tu sitio. ¡Es como, si en las relaciones humanas, el presidente de un país te presentara en público! No hay mejor aval para una web de nueva creación que las referencias de otros sitios muy bien considerados.

La construcción de links se dedica, precisamente, a eso. Te permite conseguir enlaces externos a una o varias URL de tu sitio. De este modo, además de generar más posibilidades de tráfico hacia él, este se refuerza con un plus de autoridad.

De hecho, es una de las estrategias que más ayudan a lograrlo, sobre todo al empezar. Solo incorporar e implementar contenido excelente, variado y orientado al público objetivo tiene un efecto superior en el resultado final.

En definitiva, la calidad y cantidad de los enlaces externos o backlinks indican a los buscadores que tu web es interesante, atractiva y, por ende, recomendable. Teniendo en cuenta que al empezar el desconocimiento manda, esas referencias pueden abrirte muchísimas puertas.

La clave está, por tanto, en cómo conseguir desarrollar una generación de enlaces adecuada. Porque no todos los links externos son iguales. Y algunos de ellos, además, pueden perjudicarte.

Buenas y malas prácticas de link building

Tenlo claro: si una web enlaza a sitios de baja calidad, acabará perdiendo autoridad y relevancia. Por el contrario, si dirige a buenos links, será mejor considerada y valorada en las búsquedas.

Y también se da a la inversa. Cuando los enlaces que dirigen a tu web se ubican en sitios notorios y muy bien valorados, suman imagen y valor a tu web.

Por ello, no basta con diseñar y aplicar una estrategia de construcción de links, hay que hacerlo bien. Te enumeramos a continuación algunas buenas prácticas al respecto:

  • Usa enlaces dofollow y nofollow en función del sitio al que dirigen. Cuando te aporten valor, siempre dofollow. Y al contrario.
  • No compres enlaces web al por mayor. Te acabará perjudicando.
  • Diseña tus estrategias en términos de idoneidad, no solo de métricas.
  • Apuesta por soluciones naturales en los anchor text.
  • Elige webs afines y bien consideradas.
  • Apuesta por la variedad, diversifica tus acciones.

Si lo haces de este modo, el trabajo de link building impulsará tu posicionamiento SEO desde el primer momento. Los excelentes contenidos publicados te ayudarán a completar la captación y fidelización del público objetivo.