El marketing de contenidos es una realidad en la estrategia de marca, el contenido para un blog tiene que ser de utilidad al que lo lee tanto como al que lo escribe. Los redactores freelance que colaboran en muchos blogs lo han aprendido a plasmar en sus posts.

Pero, ¿en qué consiste el marketing de contenidos?

1. El contenido tiene que estar directamente relacionado con lo que se está tratando o al menos vinculado.

2. Es totalmente lo opuesto a la información meramente comercial e informativa, se trata de aportar al lector y al espectador sensaciones y emociones.

3. Relevancia: despertar interés en la persona. Como se acaba de nombrar, esta nueva forma de hacer marketing ve a los consumidores como eso: personas.

Entonces, ¿merece la pena comprar contenido? Siempre que se trate de un experto es una opción. Esta tendencia va más allá de ser una moda estratégica pues a efectos prácticos también se obtienen resultados. Los buscadores (especialmente Google) dan prioridad a los contenidos de calidad en el posicionamiento orgánico, por lo que podría decirse que el contenido relevante es una de tantas herramientas SEO.

De la mano del marketing de contenidos va el concepto ‘branding’. Una vez más, dicha doctrina dicta las pautas para conseguir transmitir una información sin realizar una publicidad comercial pero que, sin embargo, aporte valor a la marca. Especialistas en branding son Coca-Cola, asociándose a una imagen de felicidad y Red Bull, promocionando eventos en los que se segrega adrenalina a raudales.

El objetivo primario es innovar, sorprender y divertir a los seguidores. El \”engagement\” (interacción con el usuario) es de gran utilidad para conocer el gusto de los posibles interesados.

Por último, cabe decir que con esta estrategia lo que se pretende es que sea el potencial comprador el que va hacia la marca y no la marca hacia el comprador.

Imagen.