La creación de una marca es un proceso complejo que va mucho más allá de tener un nombre, un logo y unos colores identificativos.

Una buena estrategia de branding tiene como objetivo reflejar el espíritu de una marca, crear una imagen diferenciada de la empresa en la mente del consumidor y construir con él una relación estrecha y duradera en el tiempo.

En este sentido, el marketing de contenidos cobra un papel esencial en la construcción de la identidad de una marca. Comprar contenido a redactores especializados en plataformas como Lowpost se vuelven tareas indispensables.

[Tweet “Los tres pasos para crear una estrategia de branding efectiva”]

El branding 2.0 requiere de un esfuerzo constante para transmitir una imagen unívoca y homogénea de la identidad de una marca. ¿Cómo llevarlo a cabo? Tres pasos fundamentales sustentan la estrategia.

1. Búsqueda del carácter diferencial de la marca

El primer paso en la creación de una estrategia de branding es hacer una investigación profunda del mercado para descubrir qué es lo que diferencia a una marca de las demás: su modo de producción, sus precios, la calidad de sus productos, su misión y valores… Debe buscarse aquello que hace única a la marca y focalizar alrededor de ello la estrategia de branding.

2. Creación de la identidad de marca

Una vez hecha la investigación, se empieza a construir la personalidad de la marca: debe elegirse un nombre que represente la razón de ser de la empresa, un logo y unos colores corporativos que la identifiquen. También debe definirse la personalidad de la marca: si se trata de una empresa seria y conservadora, o si es una compañía fresca y desenfadada, por ejemplo. La identidad debe transmitirse de forma homogénea a través de todos estos elementos, creando una personalidad única y coherente.

3. Establecer un vínculo con los consumidores a través del contenido

En la era del branding 2.0, el marketing de contenidos tiene un importante papel en el proceso de construcción de la identidad de una marca y en la relación que esta establece con sus públicos. La personalidad de la marca debe transmitirse a través de contenidos interesantes para el usuario y en diferentes soportes, como contenido para blog o en redes sociales.

BrandedContent2-lowpost

La marca debe estar presente en aquellas en las que estén sus públicos, generar conversación alrededor de ella y resolver aquellas dudas o consultas que tengan los usuarios. La empresa debe, en definitiva, hacer sentir especial al consumidor.

Una marca sin personalidad o que transmita una imagen incoherente estará perdiendo muchas oportunidades de negocio en el entorno online. Es por ello que seguir una buena estrategia de branding es fundamental para diferenciar a una marca de las demás y establecer un vínculo estrecho con sus públicos.

Imagen