Con el auge actual del marketing de contenidos, son muchos los redactores freelance que trabajan día a día en la redacción de textos originales y de calidad para empresas muy diferentes.

Los redactores freelance están habituados a redactar textos a diario y por ello es fundamental evitar 5 errores comunes para escribir artículos de calidad.

Para mantener siempre esos estándares de calidad hay que seguir una serie de pautas y consejos, pero también hay que tener en cuenta algunos puntos que deben evitarse para poder escribir buenos textos.

El top five de los errores de los redactores freelance

Hacer uso del mismo lenguaje en posts distintos: puede que los redactores freelance escriban cada día contenido para blog de muy diferente temática, por ello el tono debe ser distinto también. Hay que adecuar el lenguaje y el tono a las exigencias del artículo en sí y a las pautas dadas por la empresa, por lo que es necesario evitar tener siempre el mismo método de escritura para todos los artículos.
Dejar el texto plano: un buen artículo tiene que ir acompañado de palabras clave en negrita, hipervínculos, palabras en cursiva (las que lo necesiten) e imágenes relacionadas con el tema del texto.
No investigar sobre el tema: puede que el redactor tenga que escribir sobre un tema que domine, pero no por ello quiere decir que tenga que escribir únicamente en base a sus conocimientos, sino que debe buscar otras fuentes de las que probablemente pueda añadir datos o le sirvan para aportar otro punto de vista.
No tomarse bien las críticas: todo ser humano comente errores al hacer su trabajo, también los redactores freelance. Lo importante es aprender de ellos cuando el cliente o la empresa realiza una crítica y tomar nota para que no vuelvan a suceder. Protestar o querer justificarlos solo va a empeorar la situación y crear una imagen poco profesional del redactor.
Intentar estar en mil sitios a la vez: si hay empresas que han decidido comprar contenido para aumentar el branded content de su página, eso es muy buena noticia, pero no por ello un solo redactor freelance tiene que comprometerse a todos los textos en un plazo de tiempo corto. Acaparar grandes volúmenes de trabajo no es recomendable, por ello hay que actuar con cabeza. El redactor debe comprometerse a escribir los textos que él crea honestamente que va a poder realizar en el plazo de tiempo acordado con el cliente y con una redacción de calidad. De no ser así, el trabajo realizado puede no estar a la altura.

En definitiva, un redactor freelance debe estar siempre bien alerta para realizar un trabajo satisfactorio y dar el máximo de sí mismo, siempre evitando errores que son muy comunes en la redacción.