El marketing de contenidos es una herramienta eficaz si se sabe utilizar correctamente; el problema viene cuando los redactores freelance hacen uso erróneo de este o se organiza sin ningún plan específico.

Falsos mitos sobre el Content Marketing

1. Es fácil. No es así, ya que el marketing de contenidos es un proceso continuo, donde las campañas de publicidad se ponen en marcha siendo sus resultados sometidos a permanente medición. Durante los años que dure una empresa, buscará crear una relación de confianza con los clientes, algo que requiere tiempo y mucho esfuerzo.

2. Creer que los usuarios vendrán solos. No se puede volcar contenido inicialmente sin más. Es necesario realizar un plan para volcar contenido de calidad periódicamente y conseguir que el enlace esté bien posicionado y cuente con tráfico. No solo debe crearse o comprar contenido de calidad sino que deben construirse vínculos adecuados, como redes sociales, contenido para blog…

3. No se necesita a nadie, puede ser realizado por la empresa. Este es uno de los errores más comunes. A veces tiende a creerse que simplemente con moverse bien en Internet ya se es Community Manager, pero esto no es así, ya que está en juego la reputación de la propia empresa.

4. El marketing de contenidos se puede automatizar. Es cierto que existen algunos aspectos que pueden ser automatizados, pero no las estrategias, los contenidos ni el social media. Además, la automatización hace pensar al usuario que no hay personas detrás, cuando se busca una relación de persona a persona.

5. El marketing de contenidos no es caro. Está claro que no cuesta como un anuncio de televisión en máxima audiencia pero tampoco resulta económico, ya que se requiere mucho tiempo.

Con un plan de contenidos que sea cercano, transparente y eficiente se puede construir una relación duradera y de calidad con los clientes.

Imagen