Compartir información no es algo nuevo en nuestra sociedad, forma parte de la naturaleza humana. Desde siempre, la gente ha compartido ideas y opiniones sobre productos y marcas que han considerado relevantes, solo que ahora se hace de forma online. Por tanto, el acto de compartir ha evolucionado gracias a Internet debido a que podemos compartir más contenido procedente de más fuentes de información, más a menudo, más rápido y a más gente.

Esta nueva forma de relacionarse y de compartir en la sociedad contemporánea supone un reto para las marcas, que intentan hacerse un hueco entre la información que comparten los millones de usuarios que navegan en la red. Por este motivo, es tan importante para las empresas definir una buena estrategia de branded content y de marketing de contenidos. Este hecho será clave a la hora de que se alcancen los objetivos de engagement, consecución de leads y finalmente ventas, gracias al contenido de calidad.

contenido de calidad -lowpost

Un estudio de The New York Times, The psychology of sharing,  ha conseguido segmentar los tipos de usuarios que comparten contenido en seis clases de personas:

  1. Altruistas. Son aquellos que comparten una información que consideran útil porque creen que alguien puede necesitarla. Normalmente esperan a cambio un agradecimiento o mención.
  1. Profesionales. Son las personas que comparten información relacionada directamente con sus intereses profesionales e intercambian ideas con la finalidad de beneficiar la reputación de su propia empresa creando redes de contactos.
  1. Hipsters. Son aquellos para los que compartir se ha convertido en una filosofía de vida. Compartir lo último les da personalidad propia y potencia su imagen de creatividad y modernidad hacia los demás.
  1. Boomerangs. Son los usuarios que comparten contenido polémico y espinoso para generar debate y provocar la reacción de la gente, ya sea para bien o para mal. El objetivo es crear una reacción.
  1. Organizadores: Son aquellos que comparten información o eventos para conectar a las personas y crear planes, encuentros o relaciones entre ellas.
  1. Selectivos: Son los usuarios que solo comparten cierta información con personas muy concretas. Si estos receptores no consideran relevante ese contenido compartido, no hay motivo para volver a compartir nada más con ellos.

Todos estos perfiles comparten, sin embargo, características comunes como: las motivaciones emocionales, el deseo de presentarse a ellos mismos, el rol de compartir en su vida cotidiana y el valor de ser el primero en dar la información.

El poder segmentar así el público al que dirigir la estrategia de marketing de contenidos de una empresa supone una importante ventaja para los redactores especializados como los de Lowpost, ya que a la hora de redactar les es posible ajustar el contenido y conseguir que se comparta más fácilmente.

Imagen