El marketing necesita nutrirse de una estrategia de marketing de contenidos basada en la satisfacción del cliente, tratando de fidelizarlo más que captarlo. Es muy importante crear o comprar contenido útil y relevante, con el fin de atraer a nuestro público objetivo. En otras palabras, se trata de generar un valor añadido a la marca, y hacer que sea el usuario quien se acerque a ella. 

Reglas para una que campaña de marketing triunfe

1. Hacer sentir especiales a los clientes

El contenido ofrecido debe ser útil y de calidad. Es mejor no caer en lo intrusivo de la publicidad directa y tradicional. Los clientes tienen que sentirse cómodos con tu marca y recibir algo a cambio que les haga volver.

2. Aprovechar los contactos existentes

Las personas se mueven en redes de contactos y es muy importante saber utilizarlas. Las influencias y el “word of mouth (boca a boca) son muy importantes para generar mayores audiencias. Al fin y al cabo los negocios y las ventas no dejan de ser relaciones personales.

3. Hacer de la tienda online un sitio “útil”

El marketing actual se nutre de sensaciones. Los clientes están cansados de la publicidad, que les hace sentir como números y quieren experimentar la sensación de pertenencia. Quieren sentirse cómodos. Por ejemplo, una web de comida orgánica, puede diferenciarse de las demás ofreciendo una guía de recetas online. Si se hace hincapié en búsqueda de contenido para tu blog hay muchas maneras de conseguirlo.

4. Apostar por la “generosidad”

Las ofertas de descuentos, demos, cupones y, sobre todo, de información son muy importantes para fomentar confianza en tu marca. Ofrecer contenidos interesantes (Blog, E-books, whitepapers…) que los clientes encuentren útiles es un modo interesante de atraer y fidelizar a consumidores. Se pueden conseguir al comprar contenido, contratar redactores freelance y pueden ser de generación propia.

Lowpost, posts de calidad

5. Convertir a los clientes en embajadores de la marca

Esto solo es posible teniendo a los clientes contentos mediante una estrategia centrada en ellos. Encuestas, CRM, buzón de sugerencias o suscripciones sirven como medidor de la satisfacción de los mismos.

6. Solicitar a los clientes satisfechos una opinión sobre la marca.

Nada genera más confianza a la hora de la compra que las referencias de otros clientes.

7. Generar feedback

Hacer a los clientes participar con la marca a través de concursos o sorteos. Con ellos se genera conocimiento e interés por la marca, pero también fidelización.

8. Nunca dejar de lado el Marketing

A pesar de que los resultados se empiezan a percibir desde el principio, una estrategia de Marketing centrada en el cliente, los contenidos y las experiencias debe extenderse en el tiempo y pasar a formar parte del ADN de la empresa.

Imagen