En la actualidad la emoción que trasmite el mensaje es importante y engancha. Esto hace que sea imprescindible conocer las técnicas del Inbound Marketing.

Pero, ¿qué es inbound?

Los negocios han de adaptarse a los nuevos tiempos, que han traído consigo una novedosa manera de entender la mercadotecnia. En ella, el marketing strategy se centra en provocar un cúmulo de emociones en el usuario, evitando tanta racionalidad y potenciando el engagement a través de los sentimientos del cliente.

Esta forma de internet marketing obliga a familiarizarse con qué es inbound. Se puede decir que el inbound marketing es un cúmulo de técnicas de marketing emocional, ideas y conceptos que llegan al corazón antes que a la cabeza. Una forma de atraer muy poco invasiva y que llega a convertir al usuario en ferviente defensor de la marca.

¿Cómo funciona el Marketing Inbound?

Se ha superado la época en que vender se basaba en una estrategia de comunicación muy agresiva, que a veces acababa irritando al usuario y provocando el rechazo, hasta tal punto que se terminaba por perder cliente y venta.

En la actualidad, el acoso no se contempla. La evolución del mundo publicitario ha avanzado hasta llegar a un consumidor con mayores cotas de información, que sabe cómo administrar su privacidad y elegir qué le interesa y cómo quiere recibir la información. Si no se tienen en cuenta estas pistas, es muy probable que se acabe pagando con una disminución de la cuota de mercado.

El Inbound Marketing o marketing emocional se posiciona de otra manera y procura una nueva relación entre el cliente y la marca, a través de una especie de acuerdo tácito que obliga al empresario a ofrecer a su potencial cliente el servicio que quiere, cuando él quiere y a través de qué canal desea que le llegue.

Con esta nueva fórmula de internet marketing, se sella una especie de pacto entre marca y consumidor, donde la primera aprovecha el estado receptivo de su usuario, para ofrecerle los servicios que le interesan desde una perspectiva muy positiva y atractiva.

¿Cómo atraer clientes con el Marketing Inbound?

El marketing de tracción ha conseguido especializarse en la combinación de recursos, canales y formatos capaces de atraer tráfico a la web. Pero, para ello deben fijarse retos a corto, medio y largo plazo.

Con el marketing strategy es posible echar mano de recursos tan distintos como el SEO, los social media, blogs, guías, email marketing… se trata de crear valor añadido a través de una estrategia conjunta, con un mensaje emocional que atraiga leads para cerrar ventas y conseguir una buena tasa de conversión.

Todo ello es posible gracias a la enorme tasa de fidelización que se consigue con el inbound marketing y que se resume con la frase: creación de marca y fidelización del usuario. Evidentemente, esto se consigue aportando al cliente contenido de valor, diferenciado y útil, de manera que el usuario llegue a sentir que forma parte del equipo y es parte indispensable para la marca.