Alcanzar al máximo número de usuarios, potenciales clientes, es uno de los objetivos del marketing de contenidos. A través de redactores especializados, se crea contenido para blog y redes sociales con el que se pretende atraer y fidelizar. Pero ¿qué ocurre con las marcas que tienen presencia tanto off como online, que disponen de negocios a pie de calle?

¿Qué es el blended marketing?

Se trata de una visión del marketing que fusiona acciones de marketing online y offline precisamente para aportar valor también a los usuarios que son habituales de la marca “in situ” o solo online.

Se trata de captar los usuarios que solo están en uno de los canales, además de reforzar los mensajes publicitarios usando tanto la forma tradicional de marketing como la digital para enviar un mensaje conjunto, eso sí, adaptado a los diversos canales.

[Tweet “La mayoría de los usuarios vierten en el mundo online lo que realizan en su vida diaria.”]

La mayoría de los usuarios (personas al fin y al cabo) vierten en el mundo online lo que realizan en su vida diaria: el café de la mañana, la compra de un nuevo producto, la reunión con las amigas del instituto … Clientes potenciales que se pueden captar para que sean fans o seguidores y de esta forma lograr una mayor visibilidad.

Integrando ambas vías en una misma estrategia de marketing se consiguen ventajas de gran importancia, como aumentar el ROI (ratio de conversión), reforzar el branding de la empresa y presentar una imagen de marca viva, innovadora, al servicio de los usuarios.

¿Cómo llevar a cabo el blended marketing?

Ante todo y como es habitual en una estrategia de marketing hay que estudiar al público objetivo de la marca o empresa: qué hace, cómo se comporta, de qué forma ha conocido a la marca, etc. De esta forma será posible iniciar campañas lo más personalizadas posible que acerquen aún más al usuario con la empresa.

Empresas que han optado por este tipo de marketing, también llamado integrado, ofrecen un plus en sus campañas. Es el caso de negocios a pie de calle que ofrecen ofertas o descuentos si se hacen fans o seguidores de la marca en sus redes sociales. Esto podría ampliarse a dejar un comentario en el blog y conseguir una suscripción gratuita, etc.

contenido de calidad -lowpost

Estas comunicaciones han de incluirse en los medios tradicionales de difusión: flyers, pósters, carteles, etc. que se verán o entregarán en mano, donde además la marca incluirá de forma visible todos los canales digitales de los que dispone (redes sociales, blog, página web, etc.).

En definitiva se trata de combinar los métodos tradicionales de difusión con las nuevas opciones que ofrece el marketing digital; algo que debe tenerse en cuenta al comprar contenido a redactores especializados para que este esté adaptado a todos los canales que usa la empresa.

Imagen