El contenido se postula como la gran apuesta del marketing en la era digital. La narración de historias, en cualquiera de sus posibles formas, gana terreno en un ámbito en el que la mejor manera de llegar al público objetivo es a través de los intereses y las emociones humanas.

El branded content y el marketing de contenidos nacen afines a este propósito, aunque con algunas diferencias en la ejecución de sus respectivas estrategias. El branded content (contenido de marca en su sentido más literal) pretende reforzar los valores de una marca mediante un contenido, en su mayoría entretenido y didáctico, que genere en el público una inmediata conexión entre sus valores corporativos y su empresa, donde la marca sea, además, coprotagonista de esta narración.

Un buen ejemplo de branded content lo ha desempeñado, por ejemplo, una conocida multinacional de alimentación con origen español. Para desarrollar un poderoso vínculo a su marca, decidió conectarla con uno de los sentimientos más positivos que pueden existir: la alegría. Con el fin de que este tipo de emoción se implantara en su público objetivo cada vez que visionara su marca, patrocinó una gala televisiva (“Arriba ese ánimo”) con los cómicos más importantes del país. A pesar de realizarse en Televisión Española, una cadena sin publicidad, un 50% de los espectadores señalaron que había reconocido la marca en dicho contenido, lo que, sin duda, refuerza la brillante intención promocional de este tipo de estrategia.

El marketing de contenidos, por otro lado, recoge parte de esa relación con el target para atraerlo a la marca. En este caso, escoge el contenido más útil para su público y lo enlaza con su producto o servicio de manera sutil e interesante para tratar de convertirse, además, en un referente del sector y una fuente de consulta de confianza para los lectores de su blog que, desde este, pasan a recorrer el resto de la página web. Su objetivo, por lo tanto, consiste más en retener que asociar; sin embargo, el ofrecimiento de un contenido de interés, sean cuales sean sus matices, va a proporcionar un efecto positivo en el target.

BrandedContent2-lowpost

La combinación de branded content y marketing de contenidos, por lo tanto, se presenta como una relación provechosa para cualquier marca que quiera desarrollarse en una época en la que la publicidad, en su manera más tradicional, es rechazada por la sociedad por considerarse intrusiva y poco creativa. El contenido, hoy más que nunca, se erige como la gran apuesta para conectar con el público objetivo, y fidelizarlo.

En este contexto, Lowpost representa la fórmula perfecta para unificar estas estrategias; branded content y marketing de contenidos a tu alcance, de una manera totalmente personalizada y a tu medida. Comunicar los valores de tu marca y generar contenido de calidad para nutrir tu blog puede ser sencillo, ágil y flexible. Confía en Lowpost y atrévete a crecer en competitividad y escalabilidad.

Imagen