Ser una estrella de las redes sociales va asociado a un trabajo responsable, con criterio y objetivos claros, enmarcados en una estrategia de marketing de contenidos, que sea medible y que permita recolectar información útil para el futuro. De nada sirven los abultados números de seguidores si luego no hay interacción con ellos. 

5 claves para tener más presencia en las redes

1. Ser constantes: ganar audiencias es un trabajo que, además de una serie de virtudes, requiere algunas técnicas básicas. La constancia es una de ellas.

El trabajo de un rockstar requiere tiempo, esfuerzo, dedicación y una planificación previa que, por supuesto, también debe dejar espacio a la improvisación y a la posibilidad de redirigir la atención hacia otras áreas, temáticas o situaciones.

[Tweet “Es necesario crear, pensar, innovar, arriesgar, sorprender y aprender de forma constante.”]

2. Ser sociales: conocer a la audiencia es esencial para conquistarla. Por eso, lo primero es escuchar, escuchar y escuchar. El paso siguiente es interactuar y aprender de ella.

3. Ser visionarios: tener la capacidad de adelantarse a los intereses de los usuarios, de prever contenidos atractivos y con potencial de viralidad. Siempre hay que buscar nuevos caminos que sorprendan, conquisten y mantengan el interés de la audiencia.

4. Ser creativos: no siempre resulta adecuado para una empresa lo mismo que hizo triunfar a otras. La audiencia no es igual a la de otros competidores, por lo cual de nada sirve copiar estrategias de éxito, porque probablemente se conviertan en un estrepitoso fracaso. Es necesario crear, pensar, innovar, arriesgar, sorprender y aprender de forma constante. No puede permitirse quedarse inmóvil en posición cómoda nunca.

5. Ser consecuentes: es un valor esencial. Está bien la innovación y la sorpresa, pero siempre fieles al objetivo, a la imagen, a la esencia de lo que se está haciendo. Cualquier vaivén en este punto puede ser nefasto.

Si no puedes ser una estrella por ti mismo, es mejor confiar en otros para que realicen este trabajo, en vez de dejarlo en manos del primero que pase por tu puerta. No es raro que muchas compañías dejen sus redes sociales a cargo de personas que todavía creen que cantidad es mejor que calidad.

Lowpost, posts de calidad

En Twitter, por ejemplo, hay usuarios que concentran sus tweets acaparando el muro de sus seguidores. Lo mismo ocurre en Facebook, Instagram, Pinterest e incluso en los blogs.

El contenido para blog debe ser interesante, atractivo, estar bien escrito y haber sido preparado teniendo en mente el perfil de los usuarios a los que se quiere hacer llegar el mensaje y, cómo no, siendo fiel a los objetivos.

Una buena forma de conseguirlo es dejando el trabajo en manos de redactores especializados a quienes se puede comprar contenido de calidad, redactado especialmente para conseguir una audiencia satisfecha, fiel y dispuesta a continuar recibiendo más mensajes.

Imagen