El marketing de contenidos está en pleno desarrollo. Construir una estrategia de Inbound Marketing, conociendo al público objetivo de una marca, abriendo canales de comunicación atractivos para estas personas y llegando a ellos con contenido para el blog de calidad, son herramientas que favorecen que más personas lleguen a la página web o a la tienda online.

Hay que segmentar la publicidad en las redes sociales

Son muchas las empresas que ya están utilizando estas estrategias que pueden pulirse para resultar más efectivas a la hora de filtrar al público objetivo, conocerlo y dar a cada persona lo que está solicitando. Las cinco claves son:

1. Llegar a la gente con intereses específicos en Facebook, Twitter o LinkedIn. Construir una comunidad de seguidores que, aunque no sea muy grande, seguro que se identificará con la marca.

2. También se pueden utilizar múltiples entradas para filtrar a los clientes potenciales. Es posible comprar contenido a redactores freelance y dirigir a las personas a distintas pestañas, según estén interesadas o no en el tema.

3. En el mismo sentido, se deben crear distintas landing page para que cada persona pueda llegar al site de manera más personalizada. Cuanto más variedad se tenga, más opciones hay de que los clientes potenciales lleguen a la web. La personalización a través de URL específicas es una herramienta SEO clave para optimizar el posicionamiento de una página.

4. La publicidad en redes sociales es un arma muy importante en esta segmentación. En Facebook se pueden crear anuncios para un grupo demográfico específico: por sexo, edad, ubicación geográfica, intereses, etc.

5. Por último, se debe llevar a cabo una atención al cliente muy cuidada. No solo contestar a las dudas en las redes sociales o foros, sino que también se pueden realizar encuestas para saber qué es lo que los clientes piensan de la marca, qué es lo que más o menos les atrae, sus dudas y escribir para ellos.

Imagen.