Durante los últimos años, el marketing de contenidos se ha alzado como una eficaz técnica para atraer tráfico hacia una web. Consiste en ofrecer contenidos de calidad al usuario, para fidelizarlo y acompañarlo hasta el momento de la compra.

¿Cómo aplicar la gamificación al contenido?

Los contenidos se pueden crear en la misma empresa, aunque también resulta interesante comprar contenido o contar con autores especializados, que se encarguen de crear contenido para el blog corporativo. No obstante, la proliferación de contenido en webs y blogs obliga a las empresas a buscar nuevas formas de atraer y fidelizar al usuario.

[Tweet “La gamificación se sitúa como una opción al alza para alcanzar los objetivos de marketing.”]

La gamificación consiste en aplicar técnicas lúdicas en ámbitos ajenos al juego, para motivar a los usuarios a que consigan un determinado objetivo. Las principales mecánicas son:

– Sistema de recompensas: para motivar al usuario a participar, deben establecerse una serie de recompensas que le resulten atractivas. En la web de BBVA, los usuarios pueden conseguir premios directos y participar en sorteos por cada vez que realizan una transferencia online.

– Competición: crear un ranking e invitar al usuario a ser el mejor. Así funcionan aplicaciones como Foursquare, donde los usuarios con más check-ins en un lugar se convierten en alcaldes; o Karmacrazy, el sistema de acortadores de URLs en el que se ganan “nuts” a medida que los links compartidos obtienen clics por parte de otros usuarios.

– Reconocimiento de los logros: una buena forma de motivar al usuario es mostrarle, en tiempo real, sus avances. Utilizan esta técnica empresas como Nike, que permite a los usuarios ver sus registros de actividad física a través de la aplicación Nike+; o Duolingo, empresa dedicada al aprendizaje de idiomas y que permite a los usuarios conocer su progreso.

Lowpost, posts de calidad

¿Cómo podemos aplicar la gamificación al marketing de contenidos? Estas son algunas ideas que pueden ponerse en práctica para fidelizar a los visitantes a la web:

– Creación de rankings y recompensas: conceder un estatus privilegiado a los usuarios más activos de la web y recompensarles con contenidos exclusivos o acceso gratuito a productos o servicios.

Concursos: creación de concursos vinculados al sector de la empresa. Un concurso de recetas, en una empresa de cocina; o de fotos de viajes, en una agencia turística: aquellos que consigan más “me gusta” resultarán ganadores, lo que puede servir de motivación a los usuarios.

– Premios por convertirse en suscriptores: puntualmente, pueden sortearse productos de la empresa a cambio de que el usuario facilite su correo electrónico.

La gamificación aplicada al marketing de contenidos puede llevarse a cabo de muchas formas, depende del sector de la empresa y sus públicos. Con ella, se logrará fidelizar al usuario, además de reforzar el sentimiento de pertenencia a una comunidad.

Imagen