Probablemente tu empresa ya está gestionando contenido para blog, en el seno de una estrategia de marketing de contenidos y lo encarga a un redactor freelance especializado para que escriba textos como herramienta SEO.

Seguro que también hace email marketing y detecta un problema: muchos emails acaban en la bandeja de spam. Eso es muy negativo, pues inviertes tiempo y dinero en comprar contenido y en enviar emails a tus clientes, pero no los visualizan. No te desesperes: vamos a darte algunos consejos para evitarlo.

Este tema, al igual que muchos otros en los entornos digitales, se rige por cuestiones de reputación, tanto de tu empresa como “sender” (el ente que realiza los envíos) como del servicio de envío de emails que tienes contratado.

  • Elige un proveedor de servicios de email marketing que tenga una buena reputación. Esto es altamente importante, puesto que la reputación del proveedor influye directamente sobre tus envíos.
  • Mantén actualizada tu lista de personas a quienes envías los correos. Si haces envíos a personas que han cancelado la suscripción a tu lista de envíos, además de incurrir en posibles multas, también estarás perjudicando tu reputación como “sender”.
  • Realiza envíos con frecuencia y divide el volumen en varios envíos: a muchos servicios de correo no les gusta recibir una gran cantidad de emails un día y no volver a recibirlos nunca más por parte de un solo “sender”.
  • Evitar comprar listas de posibles destinatarios: existen sistema de detección de listas compradas y no gustan nada a los servicios de correo ni a los que lo reciben
  • Facilita el proceso de baja de los envíos: esto gusta mucho al servicio de correo, puesto que es una muestra de transparencia y honestidad.
  • Evita expresiones como “clica aquí”, puesto que a servicios de correo como Gmail no les gustan mucho.

Imagen