Sin duda, el marketing de contenidos y las redes sociales son las herramientas de marketing más importantes, actualmente. Su eficacia está comprobada y, por ello, cada vez son más los interesados en comprar contenido para blog. Para que una marca se convierta en un referente del mundo del social media, es importante entender ciertas cosas.

En primer lugar, es necesario ser consciente de lo imposible que resulta estar en todos los lugares. Es mejor elegir en qué espacios comunicar y no intentar abarcarlos todos. Al encontrar un espacio nuevo, que se acerca a la idea de negocio, es posible entrar en él como “early adopter”.

Esto permite que la marca crezca, de la mano con la comunidad; y se convierta en un referente, al estar muy expuesta a los usuarios presentes en dicha plataforma. Por otro lado, es importante saber elegir las redes sociales. Aunque Facebook y Twitter estén algo saturadas, se deben considerar en el plan y a este se deben sumar aquellas otras más acordes al tipo de negocio.

[Tweet “Es relevante que la marca sea flexible para adaptarse a lo que va sucediendo a su alrededor.”]

Un segundo punto para convertirse en una marca social es demostrarlo. No solo por estar en las redes sociales diciendo que se ofrece un excelente servicio esto es real. Es importante que exista una concordancia entre todo lo que se dice en las redes y lo que realmente sucede.

En tercer lugar, seguir a las personas, allá donde vayan, es un excelente consejo. Tanto si aparece una red nueva como si el tema de conversación varía, es relevante que la marca sea lo suficientemente flexible para adaptarse a lo que va sucediendo a su alrededor.

Existen herramientas online para saber qué está de moda en las redes sociales, como socialsearcher.com o uvrx.com, donde es posible conocer en qué redes son más usadas ciertas keywords. Esto puede ser de gran ayuda para los redactores especializados, que necesitan guías para realizar su trabajo de creación de contenido.

BrandedContent-lowpost

Un cuarto factor es el impulso al crecimiento del número de seguidores. Esto se puede conseguir con el esfuerzo publicitario adecuado. Usar las herramientas de marketing online, como los anuncios de Facebook, los Twitter Ads o las cuentas premium de Linkedin, puede ayudar a las empresas a aumentar su base de usuarios en las redes sociales. Luego, con esfuerzo y contenido de calidad, será posible lograr el anhelado “engagement” o compromiso, por parte de estas personas.

Finalmente, nunca se debe dejar de lado el análisis. Tener muy claro que reconocer los errores propios es clave será una de las fuerzas imparables de toda marca en Internet. Ser transparente y autocrítico es una fortaleza y todo esto se consigue con el uso de herramientas de análisis que permiten sacar conclusiones claras sobre lo que se debe mejorar o reforzar.

Imagen