Decía Gabriel García Márquez que el periodismo es la mejor profesión del mundo, y es que saber escribir con calidad y convertirse en un maestro es un arte que pocos profesionales dominan.

La profesión periodística ha obligado a la formación en las redacciones del periodismo digital y la necesidad de habilidades claves para el redactor freelance

La aparición del teléfono móvil y las redes sociales es alguna de las razones por las que se dejan de lado las reglas gramaticales a la hora de escribir mensajes con el smartphone. Además, al contestar rápidamente se cometen errores y se ahorran palabras y expresiones que muchas veces son necesarias. Por ello, la gente que se dedica profesionalmente al periodismo digital como redactor freelance debe cuidar estas habilidades comunicativas si quiere ser un referente en su profesión.

Sin embargo, ¿cuáles son las claves para convertirse en un redactor de calidad? A continuación, vamos a dar cinco claves para convertirse en un redactor de referencia en su sector:

Lectura

Para poder escribir bien se necesita un bagaje cultural enorme; por tanto, lo mejor para conseguirlo es leer cuantos más libros mejor, ya que amplia nuestro léxico, además de proporcionar el conocimiento necesario para poder redactar bien los textos. Al conocer las obras de los clásicos es poco probable el uso del corrector de textos, ya que uno parte con la formación necesaria para poder convertirse en un redactor freelance de referencia.

Información

Consultar las fuentes es vital, pues presentar un trabajo que contiene un error grave es algo que podría haberse evitado si nos hubiésemos informado de antemano. De esta forma, es casi seguro que al cliente no le guste el trabajo y que no vuelva a contratar ni al periodista digital que lo haya escrito ni a la empresa que represente. Y es que en todas las redacciones obligan a informarse siempre en todos los temas, aunque sean conocidos de antemano.

Organización

Otra clave muy importante es la organización. Una persona organizada es capaz de expresar sus ideas de una manera más eficaz que otra desordenada. Un texto lleva un orden en función del tipo de relato que sea. Si es un libro o un blog puede ser la forma clásica de introducción, desarrollo y desenlace o bien una noticia en forma de pirámide invertida. Si el periodista digital o redactor freelance que escriba ese texto es desorganizado le costará más la redacción, tardará más tiempo y será menos efectivo. La organización es pues imprescindible.

Sencillez

El uso de estructuras sencillas simplifica las cosas, pues lo simple, si breve, dos veces bueno; en otras palabras, el uso de sujeto, verbo y predicado funciona siempre.

Edición

La revisión final también es otro aspecto clave, ya que muchos problemas se podrían ahorrar si se leyera el texto tantas veces como hiciera falta antes de entregarlo.