Muchos propietarios o gestores de tiendas online ven cómo los usuarios visitan su página e incluso inician un proceso de compra, pero nunca llegan a finalizarla, y por tanto, no se convierten en clientes. El marketing de contenidos (por ejemplo, redactar un buen contenido para el blog, que se puede encargar a redactores freelance) es una de las claves para lograr atraer las personas a una web, pero también ayuda a que esos visitantes se conviertan en compradores.

El marketing de contenidos representa una diferencia relevante en las ventas de una web

Según la empresa Cue Commerce, las razones de ese abandono pueden ser varias: desde el pago de los gastos de envío, el tiempo de carga de la página (eso asusta mucho, puesto que no se sabe qué está pasando con los datos personales) o que no se encuentre la pestaña de finalización de las compras. Cuestiones fácilmente subsanables desde la gerencia del eCommerce (se pueden prorratear los gastos de envío, por ejemplo) o por parte de los diseñadores y programadores web.

Además de subsanar estos errores, también se puede realizar otras acciones para lograr conversiones. Y aquí es donde entra en juego el marketing de contenidos. Se debe redactar la ficha de cada producto de manera que sea atrayente, jugando con herramientas SEO, y animar a los que ya lo han adquirido a que comenten su experiencia (tal vez ofreciendo incentivos para las próximas compras, una forma de comprar contenido pero que el usuario no la perciba como promocional).

Para lograr que aquellos usuarios que no han finalizado la compra lo hagan, existen herramientas tales como la automatización de correos electrónicos para recordarlo, u otros con noticias y posts interesantes del blog (a modo de newsletter).

En resumen, el marketing de contenidos debe estar presente en todas las fases de la relación entre el eCommerce y el cliente. Esta será la mejor arma para rentabilizar las inversiones en una tienda online.

Imagen.