Sé tú mismo. Impulsar el branding conservando todo el look & feel de tu empresa, ganar reputación y notoriedad en los buscadores y escalar en el posicionamiento son consecuencias directas de un plan de marketing de contenidos que, como no podía ser de otra forma, camina junto a las redes sociales. El contenido para blog de alta calidad es una magnífica herramienta SEO. Comprar contenido novedoso y contratar los servicios de un redactor freelance son algunas fórmulas adecuadas para ofrecer las historias que tu público demanda.

El 30% de las visitas totales del tráfico en websites proviene de enlaces compartidos en redes sociales, según un estudio de Shareaholic. Revisa tu Analytics: si tu web está por debajo de esa tasa, aquí tienes algunos consejos sobre cómo mejorar su tráfico. Si la superas, continúa leyendo y extraerás algunas buenas ideas sobre cómo mejorar tu branding a través del social media.

Genera tweets customizados y sé atrevido. Inserta emoticonos para darles un toque de simpatía. Arriésgate y olvídate de lo políticamente correcto. Que tu audiencia se dé cuenta de que tus redes sociales son tus elementos diferenciales. Haz llamadas a la acción  y anímales a que compartan tus contenidos.

Debes facilitar las conexiones entre todos tus perfiles sociales. Dile a tu audiencia en qué lugares estás presente y promociona, de una manera divertida, todos tus canales. Cuenta en Facebook que tienes un canal en Youtube o explica en un vídeo de Youtube cómo postularse a una posición en tu página de LinkedIn. No te olvides de postear en Google+: funciona como una herramienta SEO extraordinaria.

Crea comunidades de usuarios. Haz de tus redes sociales los foros adecuados para la discusión o resolución de dudas acerca de tus productos y servicios. Imprime siempre en ellos un mindset positivo y cierto toque de humor. Nada mejor que despertar las emociones de tus futuros compradores para impulsar tu branding.

Imagen