Generar una necesidad de compra urgente en el cliente es el gran objetivo de todo departamento de ventas y de marketing de cualquier empresa. Las compras generan beneficios y, por tanto, la meta pasa por incitar a nuestro público objetivo a emprender dicha acción. Existen numerosas técnicas para poder alcanzarla.

Marketing call to action y estrategias de copywriting como gancho

Lo urgente y lo escaso vende. Por ello, numerosas campañas de marketing llaman a la acción con promociones que solo son efectivas durante un espacio breve de tiempo. Cuando llega el mes de septiembre, y se pone fin a la temporada estival, es muy habitual encontrarnos con gimnasios que permiten a sus nuevos usuarios apuntarse sin la necesidad de pagar la matrícula durante dicho mes.

La palabra “ahora”, y sobretodo el estado de ánimo de “lo tomas o lo dejas” son los principales argumentos que impulsan al cerebro humano a realizar dicha compra. En numerosas ocasiones, la efectividad de la campaña de marketing se basa en la sensación que puede tener el cliente de perder mucho si no sigue el consejo del mensaje que le transmite la empresa.

El “marketing call to action” requiere de buenas estrategias de redacción de copywriting. Básicamente, consiste en realizar una acción de venta a través de palabras escritas. Es fundamental para el éxito de toda campaña de marketing. Los múltiples canales a los que se puede aplicar lo convierten en una herramienta especialmente útil. No se trata de persuadir al cliente, sino de hacerle ver todas las ventajas que tiene el producto o servicio que le estamos ofreciendo.

Las ventajas del copywriting

Las páginas de ventas, los servicios de email marketing, la redacción del blog de nuestra página web así como las redes sociales son solo algunos ejemplos donde se aplican técnicas de copywriting. Incluso, para posicionar una página web se utiliza el copywriting SEO con el objetivo indirecto de vender. No dará directamente dinero, pero sí tráfico, que conseguirá el mismo objetivo.

Para aplicar buenas técnicas de copywriting, el primer paso es hacer un diagnostico de tu público objetivo. La era digital, el estrés y el actual ritmo de vida nos obliga a navegar por los sitios web a toda velocidad. Por ello, debemos ser capaces de colocar los mensajes adecuados en aquella parte de la página que sepamos que el cliente se va a parar a leerlo. El lector tiene un problema, y nosotros debemos aportarle la solución que le dé felicidad.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de no aplicar este tipo de estrategias a un sitio web? Perder tráfico y potenciales clientes futuros. Una de las ventajas de contar con herramientas como Google Analytics es la gran cantidad de información que nos aporta de nuestra audiencia. Algunos simples datos como el tiempo medio del usuario en nuestra página web o el porcentaje de rebote serán suficientes para diagnosticar si dichas campañas han surtido efecto o no.

No obviemos que el boca a boca sigue siendo uno de los principales canales de marketing. Una persona que entre en nuestro sitio web, le quede claro qué es lo que le podemos ofrecer y cuáles son nuestras ventajas respecto a la competencia puede ser el principal canal publicitario que nos aporte potenciales clientes. Es una burbuja que puede acabar siendo realmente beneficiosa.

Conclusiones

La globalización y la entrada en la era digital ha obligado a reinventar las técnicas que usan los equipos comerciales para lograr sus objetivos en las campañas de marketing. Ya no es suficiente con vender un producto. Como el tuyo, puede haber mil empresas que ofrezcan lo mismo. Uno de los grandes principios del marketing es diferenciarse de la competencia.

Por ello, los mensajes que se transmiten a la audiencia deben ser concisos, directos y, en numerosas ocasiones, apelar a las emociones de tu público objetivo. Debes conocer a tu cliente para poder descifrar los mecanismos necesarios que debe tener nuestro mensaje de cara a que tenga éxito cuando llegue a su receptor.

A día de hoy, prácticamente solo existe una manera de asegurar una compra: mejorar la vida de tu cliente. Ese debe ser el principal objetivo de tu mensaje. Da una vuelta tu catálogo para adaptarlo a esta máxima y simplifícalo de cara a que no haya lugar a dudas o malinterpretaciones que ponga en peligro tu venta. Los equipos de marketing de hoy en día deben ser capaces de empatizar con su público objetivo. ¡Soluciona la necesidad de compra!