Se denomina branding a aquellas acciones de una empresa encaminadas a mejorar y popularizar su imagen de marca. Dentro de las tácticas de branding, cada vez está cobrando más importancia el marketing de contenidos. La creación de artículos de calidad es esencial para lograr el éxito de una empresa en internet y, por ello, cada vez más compañías apuestan por comprar contenido a un redactor freelance.

¿Cómo se puede mejorar una estrategia de branding gracias al marketing de contenidos?

– Apostando por los contenidos originales y de calidad. Un redactor freelance que se precie sabrá buscar temas novedosos, que generan interacciones en el blog y en las redes sociales. Internet está saturado de información irrelevante y duplicada, por lo que los artículos actuales, bien escritos y diferentes al resto son de gran interés para los usuarios. Y, por supuesto, jamás se debe copiar contenido.

Contando tu historia. A través de la publicación de contenidos para blogs se puede ir contando la propia historia de la empresa. La visión del mundo, los valores de negocio, cualquier otro interés… La fuerza del marketing de contenidos también radica en la posibilidad de acercarse al usuario, de permitir que este conozca aspectos más íntimos o personales de la marca.

Buscando una conexión emocional. Los contenidos que apelan a los sentimientos siempre consiguen muy buenos resultados. La nostalgia, la diversión o el amor son sentimientos que convierten una marca en un ente que piensa, siente y padece. Un ente, por así decirlo, más humano.

Compartiendo el contenido. El objetivo primordial de un blog de empresa es atraer clientes potenciales para la marca y, en este sentido, no se puede obviar el poder viral de las redes sociales. Para ello, es fundamental compartir contenido en los social media y fomentar la interacción con los usuarios.

Estos consejos te serán muy útiles en tu estrategia de branding, pero no olvides que también es necesario controlar tu reputación online, monitorizar los resultados y llevar a cabo las modificaciones oportunas. Lo fundamental es pensar en el cliente y en sus necesidades de contenido.