Conoce cómo usar la intención de búsqueda del usuario para posicionar tu negocio

EcommerceEstrategia | 17 de Septiembre, 2018
Publicado por Lowpost

Una de las disciplinas del marketing online utilizadas ampliamente en Internet para lograr un mejor posicionamiento de las páginas web en los resultados que muestran los motores de búsqueda es el SEO. Sin embargo, dominar sus potencialidades constituye un reto para muchos empresarios, ya que son muchos los ámbitos involucrados. Así, uno de los aspectos que se tiene que tener en cuenta al utilizar las novedosas herramientas SEO es la intención de búsqueda del usuario.

En los siguientes apartados explicamos en qué consiste este método y cuáles son sus objetivos. Asimismo, te hablamos de cómo usarlo adecuadamente para que posicionar tu negocio en la red sea pan comido.

¿Qué es la intención de búsqueda del usuario?

La intención del usuario o intención de búsqueda, desde el punto de vista SEO, es la determinación y clasificación adecuadas de los elementos que el usuario requiere al introducir en los motores de búsqueda una petición, que tiene como objetivo brindarle los resultados que más concuerden con los parámetros previamente introducidos.

Del mismo modo, se puede entender como el incentivo que conduce al usuario a efectuar una búsqueda en la web. Está estrechamente vinculada con las expectativas que tiene éste al ejecutar una consulta y dependen en gran medida de su capacidad para sintetizar en 2 o tres palabras su objeto de deseo o su necesidad de conocimiento. 

Por lo tanto, es importante, a la hora de realizar un contenido para un sitio web, pensar en lo que realmente quieren o necesitan tus visitantes y qué información podría serles útil. En otras palabras, es preciso tener la capacidad de predecir el interés del público al cual va dirigido y diseñarlo de forma estratégica para que fomente su interés en tu oferta de productos o servicios de forma no invasiva pero dirigida.

Tipos de intención de búsqueda

Teniendo en cuenta los criterios expresados anteriormente, se trata de identificar los motivos por los cuales ingresarán a un sitio web. Para ello hay que conocer los tipos de consultas que generalmente realizan los usuarios. Según las directrices de calidad de Google del año 2017, se pueden identificar los siguientes:

1. Saber: relacionado con el conocimiento, la investigación de un tema en general.

2. Saber dato: se hacen especificaciones precisas, permite encontrar datos exactos.

3. Hacer: se hace alusión a cómo hacer algo.

4. Hacer con dispositivo: se orienta cómo hacer una acción con algún dispositivo móvil.

5. Sitio web: relacionado con la búsqueda y navegación en sitios web.

6. Visitar en persona: se incluye los mecanismos de búsqueda de direcciones o de negocios.

intencion-busqueda-usuario-posicionar-negocio-2

Algunas ventajas de investigar la intención de búsqueda

Estar al tanto de las herramientas que permiten conocer mejor el público al que van dirigidos tus productos y servicios es una de sus principales ventajas. Además, así es posible anticiparse a las necesidades y gustos de los usuarios mostrando la información deseada en el formato correcto. También es más sencillo que los contenidos que se publiquen se encuentren en las primeras posiciones de los buscadores precisamente por su relevancia.

El sitio web obtendrá un mayor número de visitas, lo que pudiera traducirse en un aumento de las ventas.

– Casos de éxito

En la actualidad existen compañías que han aplicado correctamente las herramientas de SEO y se han convertido en referencia en sus diferentes sectores. Entre los casos de éxito en España se encuentran: Amichi, Charanga, Diesel, Etam, Hispanitas, GUESS, Lacoste, Vans y Zara, todas ellas iniciativas que han desarrollado las mejores tácticas para incrementar el posicionamiento en buscadores.

Errores comunes que se cometen

– En muchos casos no se escogen las palabras clave más adecuadas para lograr describir los contenidos que publican; no se diferencia el número (singular o plural) o género (femenino o masculino) de las mismas.

– Por otro lado, el modo de presentar el contenido no siempre es el más adecuado: hay que diferenciar cuándo se requiere presentar textos, imágenes o una mezcla de ambos.

– No se elige correctamente el tipo del contenido que se presenta o no se profundiza en él y la información de las páginas de servicios, de contactos o las políticas de la empresa no son claras para los usuarios.

– Otro error muy común es la no publicación de testimonios, opiniones y comentarios que nos ayuden a concretar las ventas.

En fin, esperamos que la información haya sido útil y recuerda, si la intención que persigues es aplicar una adecuada estrategia SEO que te permita posicionar tu negocio en los primeros lugares de las SERPs de Google, te invitamos a que investigues la intención de búsqueda del usuario, ya que el contenido que publiques estará más alineado con lo que realmente desea encontrar. Y si no puedes hacerte cargo de la creación de ese contenido, te animamos a probar Lowpost Active, el servicio que te ayudará a mantener tu blog actualizado.

Sigue lo último en marketing online

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios ofreciendo una experiencia de navegación personalizada. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que apruebas su uso. Puedes obtener más información sobre nuestra política de cookies Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close