A la hora de establecer una estrategia de marketing de contenidos, es necesario tener en cuenta que la creación de un buen post para blog es determinante para establecer una relación con el usuario. La clave es ofrecer contenido para blog que interese y sea relevante, cuestión de la que los redactores freelance están al tanto y no supone problema para hora de comprar contenido para blog. 

Las empresas aprenden a adaptar su contenido a las necesidades de los consumidores exigentes para captar su atención

Tras una pantalla se encuentran diversos tipos de usuarios y diversas formas de comportarse: cautelosos, compradores ocasionales, los que solo se mueven con su círculo de confianza (siguiendo las recomendaciones de las amistades más allegadas en redes sociales) o los buscadores de ofertas , hasta llegar a un prototipo de usuario más “profesional”, que sabe moverse en los medios digitales a los que se conecta a través de diversos dispositivos. Este usuario con poco tiempo libre, pero alto poder adquisitivo es un target muy interesante para las marcas si saben conseguir su atención y ofrecerle aquello que desea:

Se trata de un usuario muy informado y quiere estar al tanto de las novedades de aquello que le interesa. Ofrecerle información de calidad es esencial para captarle.

Además lleva una vida ajetreada y no quiere complicaciones. La compra (que alterna entre tiendas físicas y e-commerce) debe poder realizarla de forma fácil y rápida. Una página web que sea lenta en cargar tiene todas las opciones para perder una venta con este tipo de consumidor.

Igualmente, al ser un usuario multicanal y sin mucho tiempo disponible, posiblemente inicie una compra desde un canal para ultimarla en otro, por lo que es imprescindible para la empresa estar presente en todos ellos.

Por consiguiente, la empresa se encuentra ante un consumidor exigente, con un rango de edad entre 25 y 44 años, tecnológicamente formado y al que le gusta comprar: un súper comprador que una empresa no puede desdeñar.

Imagen.