¿Cómo arriesgarse en los tiempos que corren a poner en marcha un proyecto? Asusta dar un paso adelante y lanzarse de lleno al mundo de los negocios. Pero si uno opta por ese camino es recomendable que desarrolle una generosa estrategia de marketing de contenidos. No existe la fórmula mágica para el éxito, pero lo que está demostrado es que la constancia da sus frutos. El marketing de contenidos es una forma de crear, gestionar y ejecutar una estrategia única que afianzará a clientes potenciales y os ayudará a ver resultados desde el primer momento.

No obstante, no basta con tener a los mejores redactores freelance o llevar a cabo las técnicas de SEO más novedosas, ni tan siquiera sumergirse en una creación de contenidos atractivos y de valor. Para ser el mejor estratega de marketing de contenidos debes tener en cuenta estas cuatro pautas:

1. ¿Cómo convertirte en único? Para destacar y diferenciarte del resto, necesitas alejarte de aquellos otros que no dominan la materia. Aprende a fondo qué es el marketing y el SEO, dos palabras claves en tu triunfo.

2. Ser un estratega es ir más allá. No basta con manejar las mejores tácticas, se debe predicar con el ejemplo, implicarse. Siempre que se lleve a cabo una acción se ha de tener plena certeza sobre ella, cosa que sólo se consigue con el estudio profundo.

3. El verdadero valor de un estratega. Su valor es la precisión, identificar problemas u oportunidades, la sabiduría, el conocimiento sobre la materia, y la responsabilidad.

4. Responsabilidad. Hacer que los clientes se impliquen y juntos se solventen los problemas. Evitar que pronuncien “pero, ¿qué haces por mí?” Las mejores respuestas se encontrarán cuando el estratega y el cliente unan sus fuerzas.