Como redactores freelance, no siempre resulta sencillo encontrar el titular más adecuado para atraer lectores a un blog. Sin embargo, en una estrategia de marketing de contenidos, los títulos son fundamentales, ya que será la información que primero llegue a la audiencia. Así, las marcas que cuentan con un blog corporativo y que están interesadas en comprar contenido, el título será lo primero que valorarán para saber si es lo más adecuado para su target.

Características de un buen titular

Una de las principales cuestiones a tener en cuenta es el público objetivo de la marca. Será necesario conocer muy bien la audiencia a la que se dirige la marca y hablar en su mismo lenguaje. Por otra parte, cuanto más breve sea el título, mejor. Debería contar con no más de 60 o 70 caracteres para llegar de un modo más directo a los lectores, así como para aparecer completo en los resultados de búsqueda de Google. Al tener en cuenta a Google, no hay que olvidarse de incluir al menos una palabra clave en el titular.

Es importante que el título anticipe el contenido para blog que se va a leer a continuación, además de que deberá ser objetivo y original para sorprender al lector. Es esencial no repetirse en los titulares, ya que Google premia los contenidos originales. Hay que tener en cuenta que las preguntas y las listas tienen una buena acogida en la Red.

Títulos como “Cómo funciona…” o “Qué es…”, pueden ofrecer respuestas interesantes a los lectores, y los títulos como “7 pasos para…” o ” 10 consejos…”, ofrecen una información ordenada muy fácil de consumir. Sería un error utilizar metáforas que en otros países quizás resulten difíciles de comprender. Por eso, en definitiva, un título debe ser claro, objetivo y adelantar la información que contendrá el post.

Imagen