Una buena estrategia de marketing online debe considerar publicidad, marketing de contenidos, redes sociales y la herramienta SEO, entre diversas acciones. Pero una vez puesta en marcha, resulta imprescindible hacer un seguimiento para saber si está funcionando correctamente. Las métricas y analíticas pueden proporcionar muchos indicadores sobre su rendimiento, así como otras señales que revelan fallos que deben corregirse.

– Pocas visitas

En este caso, es necesario hacer una revisión del posicionamiento en buscadores, poniendo todo el foco en campañas publicitarias, SEO y SEM dirigidas a fomentar el tráfico hacia el sitio web o comercio electrónico. También es recomendable repasar las palabras clave escogidas, así como las de la competencia.

-Pocas ventas

Puede que las acciones que llevas a cabo para generar tráfico y leads sean correctas, pero si hay una tasa de rebote alta y el cliente no finaliza el proceso de compra, es el momento de revisar la usabilidad y accesibilidad de la tienda online, así como la calidad del producto, precios y sistemas de pago.

– Hablar mucho y escuchar poco

La esencia de las redes sociales es crear conexiones y, como en la vida real, los usuarios se sentirán más atraídos hacia tu marca si se sienten escuchados. Del mismo modo, una promoción excesiva de tu negocio es contraproducente.

-Falta interacción y engagement

Tener muchos fans y seguidores pero pocas interacciones significa que algo no marcha bien. Puede que el contenido para blog no sea de calidad o los posts de las redes sociales estén pasando desapercibidos al no coincidir con los intereses de tu target. Tal vez puedas plantearte comprar contenido o colaborar con un redactor freelance con el fin de dar un impulso al marketing de contenidos.

Por todo ello, es muy necesario seguir de cerca el funcionamiento de las campañas para tener tiempo de reacción y redirigir la estrategia en el momento preciso. ¿Tu marketing online está bajo control?

Imagen