Recientes estudios han demostrado que es mucho más eficaz delegar la redacción de contenido para webs, blogs y redes sociales a un equipo especialmente enfocado a esa tarea, que hacerlo por uno mismo o por alguien que además tenga asignadas otras funciones dentro de la empresa. Para crear un marketing de contenido coherente, de interés y dirigido plenamente a captar nueva clientela o a aumentar nuestra visibilidad en Internet, la persona encargada de ello no sólo procurará seguir una línea de publicaciones que cree primero y defina después la identidad de la marca, sino que además se tomará su tiempo en investigar noticias relevantes que puedan afectar al entorno de la empresa, estará alerta y atento a las respuestas que nuestro contenido ha generado y dedicará energías a observar lo que está haciendo la competencia.

Esto último es de gran relevancia: el gestor de la redacción de contenido podrá iniciar una acción que la diferencie del resto, o incluso imitar lo que hacen los demás, pero siempre ofreciendo un valor añadido ya que conocerá de antemano cómo ha respondido el mercado a las propuestas de nuestros “rivales”, lo que redundará en una mejoría de los posts que se vayan a publicar.

Si todo ello lo requerimos a un equipo de redactores freelance, especializado tanto en el sector al que nos dirigimos, como al posicionamiento SEO mediante la inclusión de keywords y etiquetas, y estando al tanto de qué solicita nuestro target en todo momento, las posibilidades de éxito de nuestra estrategia de contenidos aumentará considerablemente.