Llegan. Entran. Se enamoran. Quieren estar al día. Se suscriben. Siguen navegando. Sueñan y compran.

Esta puede ser la experiencia a regalar a los usuarios y clientes cada vez que visiten el ecommerce de un negocio. ¿La receta? Una home bien diseñada,  orientada a las necesidades del usuario, un buen marketing de contenidos, y descripciones de productos originales y creativas.

Estos 5 ejemplos os servirán como fuente de inspiración.

1. Mostrar todas las cartas (o carteras)

Así es la descripción de UGMONK. Cross Pocket Wallter. Destacan, como aspectos positivos: la descripción clara y completa (añaden en un mismo espacio características, dimensiones y política de devoluciones) y capacidad de visualizar múltiples fotografías de producto y colores sin hacer ningún clic (solo con un scroll down). Además, es posible ver en imágenes cómo va a llegar a casa. El usuario ve todos los detalles, entiende que no habrá sorpresas y compra.

2. Frescura y sencillez

Son las sensaciones que se experimentan cuando se lee la descripción del producto Multi Active Lip Balm de Laconicum. Tiene truco: el tono es más de review que puramente promocional, dejando en segundo plano el contenido más promocional. El resultado: confianza y compra.

3. Más allá de la necesidad del usuario

Centrar el concepto de la descripción en la necesidad que cubre el cliente y llevarla al máximo. Un ejemplo perfecto de ello es la Carpeta con anillas de Mr. Wonderful. “Hay superideas que vale la pena guardar para que no se te escape ni una oportunidad de esas que llegan pocas veces en la vida”. ¿Es una libreta? No. Es la puerta a la oportunidad de una vida. Apela a las emociones del usuario.

4. Prescriptores de lujo

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. A veces, sí. Sobre todo, si en la imagen figura el influencer de referencia. En la Shop Insta de la marca de bisutería de María Pascual el call to action es la propia imagen del producto.  El usuario observa, le convence, y compra. 

5. El diamante del online

Blue Nile es líder en la venta de diamantes y anillos de compromiso online.
Las descripciones de sus productos están mimadas y con todo lujo de detalles. Primero, un breve resumen: quilates y precio. A continuación: una tabla con todos los detalles técnicos. Finalmente, un gran volumen de información expuesto de manera clara para que los futuros compradores, comprendan todos los matices de la pieza que van a adquirir. La marca envuelve al usuario ofreciéndole toda la información, haciéndole sentir único, personalizando la información para que finalmente compre.

¿Conoces más ejemplos? Seguro que si  ¡Cuéntanos!