Branding, brand content, marketing, content marketing…  Al hablar de marcas y sus estrategias, a veces manejamos tantos términos que es fácil llegar a confundirlos. Es el caso de branding y marketing, dos conceptos íntimamente relacionados pero que no son lo mismo.

¿Qué es el marketing?

Apelando a su definición más clásica, el marketing se dedica a satisfacer los deseos y necesidades presentes y futuras del cliente de forma que aporte un beneficio a la empresa. Aquí es donde cualquier marca se plantea las conocidas 4p’s: producto, precio, plaza y promoción.

Imagina que tu producto son las galletas, las vendes a 2 euros (precio) en supermercados de zonas urbanas (plaza) y para promocionarlas recurres a la publicidad tradicional. Ya tienes, a grandes rasgos, tu base de marketing.

¿Y el branding?

Ahora surge otro problema: no eres la única marca de galletas. ¿Cómo te diferencias de las demás? A través del branding, esa serie de acciones que desarrollarás para transmitir los valores de tu marca y posicionarla en la mente del consumidor de forma que a la hora de comprar galletas siempre elija las tuyas.

Digamos que lo que hace diferente a tus galletas es la forma de comerlas: hay que abrir una, probar la crema, cerrarla y mojarla en la leche. ¿Estás pensando en Oreo? Eso es porque la marca trabaja muy bien su branding. Con este elemento diferenciador ha desarrollado una estrategia de marketing de contenidos que triunfa especialmente en las redes sociales.

Aquí Oreo es la reina del branded content o contenido de marca, una técnica de promoción menos intrusiva que la publicidad tradicional que se basa en la creatividad y un buen conocimiento del cliente. Veamos el branded content con ejemplos:

– ¿Hay un apagón en la Super Bowl? Lanza una imagen que te dice que una Oreo te la puedes comer hasta a oscuras. Un mensaje sencillo, una respuesta rápida y creativa que generó más de 16.000 retuits.

– Para celebrar su centenario lanzó una campaña que conmemoraba momentos históricos a través de sus galletas.

¿Y la diferencia?

El marketing le dice al consumidor cuál es el producto; el branding le seduce para que compre esa marca y no otra.

Branding e identidad corporativa

Trabajar bien tu branding ayuda a mejorar tu imagen de marca, es decir, a mejorar la percepción que el público tiene de ti, de manera que te posiciones mucho mejor con respecto a la competencia. Pero la imagen de marca y la identidad son cosas distintas.

La identidad son los rasgos que identifican tu marca: el logo, sus colores, su slogan… Y el branding se centra en transmitir los valores de la marca. Pero si quieres dar coherencia a tu branding y lograr que todas las acciones que desarrolles se identifiquen con tu marca, deberás incorporar tu identidad a tu mensaje.

brandend-content