Según el último informe publicado por el Observatorio eCommerce, un 66 % de la población ha realizado alguna compra por Internet

El e commerce goza de una salud de hierro en España, pero hay que mejorar algunos aspectos clave que optimicen la experiencia del usuario, como la usabilidad.

Mientras que un 44 % de internautas aún se resisten a probar las ofertas de los e commerce. Y aunque la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sentencie que el comercio electrónico ha crecido un 27 % en el segundo trimestre de 2015 con un total en ventas de 4946 millones de euros, las tiendas online aún tienen que asumir grandes retos. Fidelizar a los clientes y captar la atención de los indecisos es el objetivo primordial.

Aumentar la tasa de permanencia y reducir la de rebote

Todo ecommerce website tiene unos 10 segundos para conquistar y convencer a los usuarios para que continúen navegando por sus productos o lanzarlos directamente al carro de la competencia. Este hecho dependerá de cómo se trabajen los siguientes factores:

1.- Velocidad de carga. Los expertos del mundo del ecommerce news reconocen que hasta un 11 % de los abandonos tienen como origen un rendimiento lento de la web.

2.- Diseño responsive. Para triunfar en el mundo del ebusiness es necesario adaptarse a la realidad. Y en España, el comercio electrónico es mayoritariamente mobile. Por ello, todo ecommerce website deberá ofrecer una navegación óptima en cualquier dispositivo: smartphonetablet, PC. ¿De qué sirve un diseño a la última si desde un teléfono móvil no se puede acceder fácilmente al carrito o a la caja de búsqueda?

3.- FeedbackPoner en un lugar visible un correo, teléfono de atención al cliente o, incluso, un chat para solventar dudas es un plus a la hora de realizar una comprar online. En este mismo sentido, confirmar el pedido con un desglose de costes y número de referencia aporta mayor seguridad al proceso.

4.- Registro. Algunos e commerce solicitan infinidad de datos. Si no se facilita la experiencia de compra, posiblemente el potencial cliente abandonará su carrito o, directamente, no volverá a visitar esa tienda onlineSiempre se podrá ir solicitando más información a medida que el usuario avance en su ciclo de compra. No solo se mejora la usabilidad, sino también el grado de confianza.

5.- Breadcrumbs. Con esta técnica, el usuario sabrá en cada momento en qué sección o categoría está y podrá volver a retomar contenidos y búsquedas anteriores de forma sencilla.

En definitiva, se trata de facilitar la labor a los usuarios. Solo de este modo, el proceso de compra online se convertirá en una experiencia satisfactoria, digna de ser repetida y compartida.

 

BannerBruja