La estrategia que crea “amor por la marca” o love mark ha llegado a ser algo primordial para que un proyecto de ecommerce crezca y pueda convertirse en una empresa competitiva.

El marketing de contenidos es uno de los elementos más estratégicos del inbound marketing, un gran motivador del usuario de cara a su conversión en cliente.

Atrás quedaron los años del PPC o las Ads. En la actualidad, el mundo online ha crecido y se necesitan estrategias bien elaboradas para que la vorágine virtual no acabe comiéndose un negocio que si bien puede llegar a un mundo globalizado a través de la red, también compite con millones de empresas que apuestan por la creatividad para sobresalir.

Branded content, el secreto

El secreto está en el branded content, técnica bastante afín al marketing de contenidos, una manera de enriquecer nuestro producto sin necesidad de crear publicidad vacía, inocua y que, en definitiva, acabe provocando hastío y un efecto muy contrario al deseado.

Queremos que el público llegue para quedarse y para ello hemos de desplegar nuestro arsenal de encantos. Porque tenemos que llegar como marca amigable, que ofrece algo que interesa. Un contenido para blog que el público desee leer, mirar o escuchar.

Leads voluntarios y de calidad

Superado el primer paso, en el que el espectador es quien nos elige para que le mostremos nuestro mensaje, hemos de conseguir que este sea imponente, que le transforme en un voluntario seguidor de la marca.

Necesitamos que, igualmente de forma voluntaria, nos ceda sus datos a través de una suscripción a una newsletter o cualquier otro tipo de formulario y que, si el resultado final no es la conversión del usuario en cliente de nuestro eCommerce, que por lo menos sea un lead que divulgue la marca en redes sociales, foros y blogs adecuados. De este modo estará recomendándola, convirtiéndola en tendencia y creando love mark por nosotros.

Contenido, contenido y contenido

Está claro, por tanto, que el marketing de contenidos se convierte en el rey de nuestras iniciativas enfocadas a la conversión en el eCommerce. Tener un buen contenido resulta primordial.

La mejor manera para conseguirlo es encargando el trabajo a la persona cualificada para ello. Los redactores freelance pueden ser el motor que tire de nuestro negocio en la red, gracias a una buena estrategia en la que comprar contenido transformado en textos para blogs, vídeos, infografías, fotos… convertirá a nuestra marca en algo muy atractivo.

Es la manera en que el usuario desea ser abordado en la actualidad, ya que él mismo elige esos contenidos que desea ver, una vez que nos ha dejado claro que no quiere ser molestado con publicidad que él no ha elegido. Con el branded content decimos adiós a lo invasivo y damos la bienvenida a lo creativo.