¿De qué forma el marketing de contenidos ayuda al branding empresarial? ¿Constituye en sí mismo el branding una herramienta SEO? La segunda pregunta tiene una respuesta clara: sí. De hecho, una de las razones por las que más está siendo demandado comprar contenido es para crear consciencia de la marca, para que el usuario se identifique con ella. Cuando un equipo de redactores freelance crea contenido para blog o para redes sociales, una de sus misiones principales es la de potenciar precisamente el branding.

¿Cómo se convierte esto en una herramienta SEO? A mayor número de usuarios que distingan claramente a la empresa, que hablen de ella, que mejoren su reputación online a través de recomendaciones, el posicionamiento en buscadores mejorará.

La primera cuestión tiene, asimismo, una respuesta clara: si la empresa ofrece un contenido de calidad, relevante, que interesa a los usuarios, que llega a cubrir sus necesidades o las crea, es decir, cuando el marketing de contenidos está claramente vinculado a la empresa, se está definiendo la marca, sus características, su filosofía.

Pero, ¿cómo se consigue este concepto de marca? Se pueden seguir estos pasos:

– Definir target: nuestra imagen ha de ir dirigida a un sector del mercado, a un público objetivo que se sienta identificado con lo que ofrecemos.

-Definir el producto / servicio: potenciar todos los atributos favorables de lo que se ofrece, en qué se diferencia de la competencia, qué necesidades resuelve al usuario.

Correspondencia: ¿se corresponde la imagen al producto o servicio que se ofrece? Transparencia y honestidad son imprescindibles a la hora de transmitir la imagen de la marca.

En definitiva el marketing de contenidos irá enfocado a potenciar el branding empresarial, centrándose en la imagen de marca, definiendo las fortalezas de la misma y destacando las diferencias con respecto a la competencia para, finalmente, mejorar tanto el posicionamiento SEO como la reputación online.