Posicionar correctamente un producto en Internet, elaborar o comprar contenido para blog y conocer a la perfección la herramienta SEO, son las tareas imprescindibles de un redactor freelance competente en marketing de contenidos. Los hábitos de consumo están cambiando y el comercio electrónico o e-commerce gana adeptos y comienza a despuntar como uno de los canales de compra y venta más usados.

Los redactores freelances son fundamentales para el comercio online

El 52% de los españoles reconoce que primero lee sobre los productos por Internet antes de comprarlos en la tienda. Además, el posicionamiento de los comercios en la red beneficia el valor de la marca. Esto quiere decir que si se ha desarrollado una estrategia apropiada, el cliente reconoce la marca como suya y llega a establecerse una relación de fidelidad mutua entre la empresa y el consumidor. Resulta obvio pensar que quien compra contenido tiene en sus manos la estrategia más inteligente del mercado.

Por otra parte, el hecho de que la red esté asumiendo el papel de catálogo quiere decir que cualquier empresa necesita un redactor freelance para la presentación del producto. Se está produciendo un fenómeno denominado «showrooming» que consiste en acudir a las tiendas para observar las características del producto que se desea y luego, buscar por Internet el vendedor más barato. Se puede pensar que esta situación perjudica considerablemente a los puntos de venta físicos. Sin embargo, las fuentes consultadas coinciden en señalar que paralelamente se están creando nuevos puestos de trabajo, básicamente expertos en SEO, marketing y redactores freelance.

¿Quién compra, qué compra y por qué lo hace? Esta es la información que se maneja en el e-commerce. En contraposición con lo que pueda creerse, poner en marcha una tienda online y tener éxito supone una gran inversión de capital, pero el esfuerzo recae, sobre todo, en darla a conocer, por lo que es imprescindible ponerse en manos de expertos del marketing digital.

Imagen.