El redactor freelance es clave en la estrategia de fidelización de clientes. Comprar contenido de calidad se ha convertido en la piedra angular de múltiples estrategias de marketing de contenidos, encaminadas a la atracción de clientes, generación de engagement y creación de vínculos duraderos.

La compra de contenido para blog de alta calidad y exclusivo posibilita un retorno económico cuantitativo, en términos empresariales, y cualitativo, porque fomenta la notoriedad y la reputación de marca.

En este sentido, el contenido para blog se alza como una potente herramienta SEO que bascula directamente sobre la estrategia de marketing digital. Por otra parte, las redes sociales tienen la misión de viralizar los contenidos de ese blog corporativo, así como de crear una comunidad de usuarios sólida y duradera sobre la que pivote la estrategia.

Uno de los objetivos que persigue esta dualidad, altamente beneficiosa, es el de conseguir grupos de interés (internos y externos) satisfechos. Clientes, proveedores, medios de comunicación e incluso los trabajadores de la propia empresa son los stakeholders principales a la hora de planificar una estrategia de marketing de contenidos.

Practicar buenas conductas empresariales a través del contenido para blog y el manejo de las redes sociales incrementa el valor intangible de las compañías, mejora la percepción de los stakeholders y ofrece una propuesta de valor, siempre y cuando se ejecute acorde a las expectativas de los receptores específicos.

Mostrarse como una marca preocupada por la calidad y la satisfacción plena de los clientes ofrece savia nueva constantemente al flujo de comunicación de la compañía en todas direcciones.

De ahí que la importancia de cultivar el respeto y la moderación en las redes sociales, además de presentarse como una compañía novedosa en sus contenidos y vanguardista en su modelo de gestión, generen el flujo emocional deseado para conseguir la fidelización deseada. Al fin y al cabo, la vida se compone de “esas pequeñas cosas”.

Imagen