El marketing de contenidos se está convirtiendo en una de las principales herramientas de las que disponen las empresas para darse a conocer en el entorno online. Gracias a este marketing de contenidos podemos ofrecer información interesante a los usuarios a la par que posicionamos nuestra página en Google o enlazamos contenido para actualizar nuestras redes sociales.

El futuro del marketing de contenidos necesita de un lavado de cara. Ya no basta con acudir a redactores freelance para que trabajen en la creación de contenidos “a saco”, por así decirlo. Ahora, el gran número de clientes potenciales, obliga al marketing de contenidos a segmentar dichos contenidos, la mayor parte de las veces tomando como guía el SEO y las palabras clave que queremos trabajar.

El marketing online también se enfrenta a cambios relacionados con las plataformas utilizadas por los usuarios. Es decir, el boom de los dispositivos móviles obliga a adaptar el contenido a estos nuevos soportes (móviles, tablets…).

Pero, sobre todo, el marketing de contenidos, en estos tiempos de crisis, se enfrenta a la necesidad de personalizar y perfeccionar sus tácticas para obtener mejores resultados. Esto pasa por realizar una segmentación de la población y por dirigirse, a los clientes correctos en el momento correcto, a través del contenido correcto. Una economía de medios que busca un desarrollo sostenible de la empresa y que necesita de redactores freelance capaces de crear contenido muy segmentado y de gran calidad.