La penetración de las redes sociales en nuestro tejido social ha cambiado por completo la sociedad de la información. El poderío que han adquirido ha provocado la expansión del marketing de contenidos y la aparición de la figura del redactor freelance, así como un nuevo paradigma en lo referente a publicidad.

Las noticias en la red se suceden sin cesar, cualquiera puede informar, calumniar o insultar, cualquiera puede ser protagonista o acusado. El dominio que han adquirido Facebook, Twitter o Youtube ha desembocado en la necesidad de contar con expertos que entiendan el boom social y que saquen jugo de él. A raíz de esto nace la figura del Community Manager, cuyo desempeño consiste en controlar el incesante flujo de información y en organizar los diferentes recursos y herramientas a su alcance.

En la actualidad, las grandes marcas necesitan estar presentes en las distintas plataformas sociales, pues estamos en una era en la que la mayor fuente de información son las personas. Los Social Media se han convertido en entes muy poderosos que las empresas tratan de explotar. Lo más habitual es que, bajo la supervisión de un Community Manager, se contrate a un redactor freelance que realice algún contenido para blog creativo y original.

Si bien el marketing de contenidos se ha transformado en una pieza clave para engranar toda la maquinaria de la que se componen los Social Media, no hay que obviar la necesidad de contar con alguna herramienta SEO que mejore nuestra posición en los buscadores, especialmente Google. En ese aspecto, las empresas deben adaptar mucho mejor sus contenidos a las distintas actualizaciones de sus algoritmos realizando acciones como comprar contenido de calidad.

En definitiva, las redes sociales son presente y futuro de la comunicación y una buena muestra de ello la encontramos en el enorme esfuerzo e inversión que han realizado las grandes empresas para estar presentes en ellas.

 Imagen