Un artículo señala que el marketing de contenidos no consiste únicamente en publicar en blogs y páginas web, sino que las compañías deben ir más allá y buscar canales que hagan llegar el contenido hasta los usuarios. Y en ese punto entran las redes sociales.

Si lo que necesitamos es un buen posicionamiento seo, debemos contar con un contenido adecuado creado por redactores freelance que se desenvuelvan bien con el lenguaje, pero hacer SEO es mucho más que crear, también hay que trasladar el mensaje al otro lado de la pantalla.

Necesitamos una estratega que vincule todas las herramientas de que dispone la empresa para que su mensaje llegue al cliente. Correo electrónico, publicidad PPC, Youtube, Twitter, Linkedin, Facebook, Pinterest, Google+.

Debemos averiguar qué buscan los usuarios en cada uno de los canales para poder ofrecerles el contenido adecuado. No podemos esperar que por sí solo publicar contenido en nuestra web nos vaya a traer lectores. Para eso están las redes sociales.

Según una encuesta realizada en Reino Unido por la Asociación de Marketing Directo de este país y el Instituto de Marketing de Contenido de Estados Unidos,  el 90% de quienes usan marketing de contenidos utilizan las redes sociales.

Imagen