Según una reciente encuesta, se cifra por término medio en dos años el periodo que suele transcurrir desde el primer contacto entre el titular de una marca y su cliente, para poder afirmarse que este último percibe como fiable la propuesta comercial de aquel. De hecho, en la relación comercial surgida entre empresario y cliente, una variable de capital importancia la constituye la capacidad de aquellos para conquistar la confianza de estos. De lograrse, puede convertirse en el principal elemento diferencial con los competidores; aunque ese logro suele dejar tras de sí un largo camino de dedicación, dentro del cual puede resultar determinante disponer de una página web y comprar contenido de calidad a redactores freelance. Así, se alcanzará un alto grado de consolidación de la marca en un mercado cada vez más exigente.

Una elevada reputación online se traducirá en mayor captación de clientes

La proliferación de blogs y redes sociales ha supuesto un fuerte impulso a la demanda de contenido para blog de suficiente calidad con el que defender la honestidad de la marca en el mercado electrónico. Esta circunstancia ha ocasionado el fuerte encaje de los redactores freelance, una nueva categoría de profesionales con sólidos conocimientos de lenguaje, marketing de contenidos y herramientas SEO, estas últimas de ineludible aplicación para lograr un destacado ranking de la marca en los motores de búsqueda.

Los redactores han de escribir contenidos singulares siempre con el horizonte de posicionar en la web una marca mediante el marketing de contenidos. Con una esmerada vigilancia de la calidad en los contenidos y una meticulosa labor de marketing digital, es posible sellar con el cliente ese vínculo de confianza sobre el que se sustenta toda relación comercial duradera.

En definitiva, lo que persigue un empresario es conseguir una elevada reputación online que se traducirá en un potencial ilimitado de captación de clientes; este método digital desbanca en resultados a cualquier campaña promocional basada en medios tradicionales.

Imagen.