La presencia en Internet se ha convertido en un rasgo imprescindible para toda empresa y el marketing de contenidos constituye su mejor aliado si quieren destacar, ya que los buscadores como Google valoran especialmente la actualización frecuente de contenidos originales. En este sentido, el marketing de contenidos ha servido para impulsar las inversiones en SEO. Comprar contenido de calidad, además, resulta útil para fortalecer la estrategia de posicionamiento web.

La mejor forma de fortalecer una estrategia SEO

La estrecha relación que existe entre las estrategias de SEO y el marketing de contenidos se aprecia analizando los datos de 2014. Durante el ejercicio del pasado año, la inversión en SEO superó el 20% del presupuesto destinado a marketing digital por parte de muchas marcas. Si bien es cierto que el posicionamiento web ha sido anhelado desde los inicios de Google, es innegable que el marketing de contenidos ha ayudado en su crecimiento. Se espera que durante 2015 aumenten los equipos de SEO de las diferentes empresas.

La sinergia entre ambos elementos del marketing digital radica en la importancia que tienen los buscadores para usuarios y empresas. Para encontrar cualquier tipo de profesional, los usuarios recurren a los buscadores para dar con ellos y con las características deseadas: que sean baratos, que tengan prestigio, que queden cerca de casa, etcétera. Las empresas, por su parte, deben contar con una buena estrategia de posicionamiento web, si quieren ser encontradas por su público potencial. Finalmente, dentro de dicha estrategia, el contenido de calidad continúa siendo el rey. La frecuencia de actualización consigue que las arañas de Twitter visiten una web más a menudo y la presencia de palabras clave en textos de más de 300 palabras que sean originales posicionar una marca, asociándola con dichas palabras.

Teniendo en cuenta estos datos, resulta previsible que marketing de contenidos y SEO continúen unidos por mucho tiempo.

Imagen