Uno de los retos a los que día a día se enfrentan los redactores freelance es generar contenido para una gran variedad de clientes, marcas y empresas.

La diversidad de clientes requiere una investigación previa por parte de los redactores, que han de saber sobre qué van a escribir y cómo lo van a enfocar para encajarlo dentro de la estrategia de marketing de contenidos que la empresa cliente requiere. 

Esta investigación es doble: primeramente el redactor deberá documentarse sobre las características del sector, vocabulario propio del ámbito (cosmético, automovilístico, educacional, hostelero, etc., todos con su propia “jerga” profesional),  estar al tanto sobre las novedades para que la creación de contenido sea siempre lo más actualizada posible, etc.

La segunda investigación es un estudio de mercado en sí, en el que se ha de tener en cuenta una serie de circunstancias, para optimizar ese contenido lo que ayudará a mejorar nuestro posicionamiento SEO. Las circunstancias y factores a tener en cuenta son:

El público, el target  al que la marca quiere dirigirse: no se escribirá y publicará de igual forma si nos estamos dirigiendo a una población de jóvenes estudiantes que si lo realizamos para familias, por ejemplo. Tampoco usaremos las mismas palabras o expresiones si tenemos muy marcada la tendencia hacia un mercado femenino o masculino.

Las propias características intrínsecas a la empresa. Factores que determinarán cómo crearemos nuestro contenido: si se trata de un negocio físico o exclusivamente  online, tradicional o moderno, si se dirige a un mercado puramente nacional o tiene proyección internacional, etc.

La propia estacionalidad o época del año en el que nos encontramos: no es lo mismo postear para un período de rebajas que para una campaña de San Valentín, como tampoco lo es hacerlo en los meses de verano que en el mes de enero para el sector hotelero, por ejemplo.

En resumen: un redactor freelance profesional, encargado de la gestión de contenidos, será a su vez un buen investigador, un conocedor del día a día empresarial de muy variados sectores.