Las redes sociales han ido tomando cada vez más y más importancia en el mundo societario como modelos válidos para la producción y las relaciones entre los diferentes trabajadores, de tal forma que muchos han querido ver en su inclusión un cambio fundacional tan importante como el de la inclusión de la cadena de producción a principios del siglo XX. El marketing de contenidos creado por redactor freelance ha sido uno de los elementos clave en este cambio, dada su particular naturaleza, pero no el único.

Han nacido de esta forma las social business, una denominación que viene a describir empresas cuyo funcionamiento y espíritu coincide con el de colaboración y comunidad que puede aparecer en cualquier red social. O lo que es lo mismo, donde el compromiso y la agilidad en sus decisiones se hacen más eficaces sobre la base de herramientas de social business.

Lo cierto es que entornos clásicos de las social media resultan de gran utilidad a niveles sociales, dado que mejoran la colaboración y creatividad en las empresas, fomentan la comunicación entre diferentes áreas de la entidad y aumentan la competitividad y la vinculación de los trabajadores más jóvenes con su cometido societario. Un redactor freelance al que comprar contenido para blog puede, de esta forma, mantener un continuo caudal de información con los encargados de dar sus directrices en materia de herramienta SEO y temática, con lo que esta colaboración será más sofisticada y efectiva.

Eso sí, habrá que tener siempre en cuenta que hay que gozar de una gestión adecuada de la comunidad societaria en la que lo privado encuentre un acomodo muy específico (y reducido) dentro del volumen de dicha comunidad, con el fin de mantener al trabajador motivado y entretenido, pero nunca desviado de los objetivos principales que se han marcado desde la dirección.

Imagen