Los millenials se han hecho mayores y lideran los mercados en innovación y valor económico. Así que el marketing se está centrando en ellos como nunca.

Este segmento de público de entre 18 y 34 años se ha convertido en la mayor oportunidad de mercado para las empresas. Aunque, para ello, requieren un lenguaje específico y un enfoque de marca dirigido hacia su realidad, sus intereses, sus expectativas… y sus canales de comunicación. Porque los millenials no se conforman con una newsletter, el digital marketing y el email marketing de siempre. Son mucho más originales y exigen una estrategia de comunicación enfocada hacia su mundo.

Rasgos del segmento millenial

Son abundantes los atributos diferenciales de este colectivo —en Antevenio puedes profundizar en ellos— aunque uno de los más determinantes es la importancia del teléfono móvil. Su smartphone siempre va con ellos, es su tercer brazo y su segundo cerebro, motivo por el cual resulta fundamental que los canales de comunicación utilizados por las marcas estén optimizados para móvil, ofreciendo diseños y programaciones responsives con cargas rápidas y cien por cien fiables.

Los millenials, además, disfrutan al máximo con las experiencias compartidas: son un público motivado, entusiasta, que se aplica el carpe diem y persigue vivencias innovadoras para compartir. En consecuencia, las marcas deben incentivar y aprovechar la generación de contenido creado por el propio usuario. Se trata de mover al público a la participación, impulsarlo a exteriorizar su relación con la marca y hacerla visible por medio de fotografías (Instagram), testimonios (Facebook o Twitter) y vídeos (Youtube) que después serán redirigidos a la marca.

Los influencers, por otra parte, adquieren una importancia vital en la dinámica de consumo de este target group. Los millenials confían al máximo en sus prescriptores digitales, sobre todo en aspectos como la moda, la belleza y la tecnología. Cualquier estrategia de comunicación online deberá tener en cuenta a estos líderes de opinión a los que ellos siempre siguen.

El permission marketing, es decir, la eliminación de la publicidad invasiva es un criterio imprescindible en la relación de cualquier compañía con su público millenial. Ellos no soportan sentirse utilizados por las marcas sin su consentimiento, de igual manera que se sienten encantados de vincularse públicamente a aquellas con las que se sienten unidos. Impulsar políticas activas de permission email marketing y promover una relación estrecha de máxima confianza, en torno a conceptos e ideales como la igualdad de derechos, el medio ambiente, el acceso a la sanidad y el sentimiento de pertenencia entre ellos son ingredientes imprescindibles en cualquier estrategia mercadológica dirigida a los millenials.

Conocer al público, meterse en su piel, pensar como él y proporcionarle los estímulos y los contenidos que desea son, en este caso más que nunca, las claves de actuación.

 

^34B2758BCDE9EF8FA565CD5EF148804B51DF9B211D794C67CF^pimgpsh_fullsize_distr