Una de las razones principales para contratar a un redactor freelance especializado en marketing de contenidos es que utilizará la redacción de contenido como una excelente herramienta SEO, es decir, para posicionar el contenido generado en redes sociales y blogs de la empresa que se haya decidido a comprar contenido para tal fin.

Apoyada en una buena estrategia de marketing, la misión del redactor es precisamente la de investigar, crear y difundir contenido para blog y redes sociales, que sea de interés para el usuario, consiguiendo que se comparta y difunda, viralizándolo y generando de esta forma una mayor visibilidad y un mejor posicionamiento en los resultados consultados en los buscadores tipo Google, Bing o Yahoo.

Al preguntar qué estrategias se pueden utilizar para mejorar la presencia de una empresa en las redes sociales, podríamos definir algunos aspectos a tener en cuenta:

Definir el target: dirigirnos a un público objetivo al que nuestros productos o servicios puedan resultar de interés. Ser generalistas no ayuda ya que lo que ofrecemos no puede gustarle a todo el mundo.

Segmentar campañas de publicidad: esto es posible en determinadas redes sociales, como la”reina” Facebook, que permite que solo un determinado público vea las publicaciones de la empresa, escogiéndolo por edad, ubicación, género, intereses, etc.

Utilizar hashtags: esto permitirá que el usuario identifique rápidamente conversaciones y determinadas campañas de publicidad.

Contenido visual: en redes sociales la imagen consigue mayor repercusión que un texto extenso y explicativo. Una buena fotografía acompañada, eso sí, de un mensaje impactante y atractivo, son la clave del éxito.

Concursos y eventos: sin llegar a ser “marca de la casa” es una buena estrategia para posicionar una empresa, sobre todo, si acaba de iniciar su presencia en las redes sociales.

Comprar contenido para blog o redes sociales es, en definitiva, un plus para el posicionamiento SEO.