El email marketing requiere de una estrategia, en cierto modo agresiva, para superar el filtro del spam y conseguir, de esta manera, atrapar el interés y la urgencia del lector.

Redactar titulares que inciten a abrirlos

Como en las noticias de un periódico, un titular sugerente es el salvoconducto de una noticia. El titular es la pieza clave del permission email marketing y, por ello, debe:

Usar un tono cercano: no en vano, los emails de la campaña de email marketing de Obama empezaban con la interjección “hey“. No hay que tener miedo a tratar a la audiencia de tú, aunque la lista sea muy divergente.

– Incluir “calls to action(llamadas a la acción): no solo han de dar ganas de abrir el artículo, sino también de señalar lo que se va a perder uno, si no lo lee. No es contrario a la filosofía del marketing (nunca hay que dar a conocer los aspectos negativos o ser amenazante) e incita a hacer clic sobre el titular de la bandeja de entrada.

Es útil enfocarse en una promesa (que no sea imposible), hacer preguntas al público (“¿te lo vas a perder?”) e, incluso, urgirle (“te quedan 24 horas para… “). Basta también con adelantar los beneficios de abrir el correo. Sobre todo, evitar términos que el filtro de spam podría reconocer.

Crear un contenido útil, de calidad y sugerente

Una vez pasada la barrera del spam y atrapada la atención del usuario o suscriptor, queda lo más importante: mantener su interés. Por eso, hay que:

Crear contenidos originales, de calidad y útiles. Estructurar el contenido en H1, H2, etc. Así como subrayar palabras (no es imprescindible que sean keywords) en negrita del contenido de la newsletter ayudará a guiar la lectura hacia lo que más interese.

Una imagen vale más que mil palabras. Intercalar elementos gráficos, para ayudar en las explicaciones.

Dinamizar el texto. Elementos clave para ello son links a otras páginas. Hacer que los links no abran otras pestañas, por temor a que, si se redirige a otras páginas, los lectores no van a volver. Si el contenido, realmente, interesa, el lector volverá a la página original.

Evitar el rojo. Para resaltar fragmentos de textos. Da falsa sensación de profesionalidad.

Agregar un valor añadido al correo. Como si leerlo tuviera un efecto beneficioso. Para ello, conviene usar “calls to action” (“si te ha gustado lo que has leído hasta ahora, eso quiere decir que eres uno de los nuestros. Haz clic en el siguiente enlace y encontrarás…”).

Estos son solo algunos consejos básicos para escribir emails de permission marketing de toda campaña de digital marketing. Hay que recordar que se llama “permission” porque estas técnicas se usan para pedir permiso a alguien y dirigirse a él.

 

BannerBruja