7 sencillos trucos para que tus textos vendan más

Copywriting | 10 de Octubre, 2019
Publicado por Lowpost
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

¿Necesitas escribir textos que venden? Si eres aficionado a la escritura y has desarrollado buenas competencias para redactar, ya tienes una magnífica base. Pero no es suficiente. Las pautas para escribir marketing de contenidos exigen un plus de conocimientos, habilidades y profesionalidad.

Un buen copywriter es siempre una mezcla de talento, oficio y dedicación. Por eso, en esta entrada queremos echarte una mano para que mejores en esta dirección.

Para empezar, ¿sabes lo que diferencia a un buen redactor de un especialista en copywriting de nivel? La capacidad que este último tiene para escribir por objetivos y crear textos que mueven a la acción a sus lectores. Sus textos convencen, seducen… y lo más importante: venden.

Consideraciones previas para escribir textos que venden

Existen una serie de ingredientes que, tanto en un texto como en un discurso o en cualquier otra actividad de comunicación humana (películas de cine, series de televisión, podcasts, etc.) son extremadamente útiles para enganchar a los públicos.

Incorporarlos a tus contenidos de marketing es fundamental, imprescindible casi. Estamos hablando de matices como la novedad, la fantasía, la nostalgia, la emoción, el misterio, el humor, los contrastes, la sorpresa y el exotismo, entre otros.

Sazona tus contenidos con estos elementos como un buen cocinero: sabiendo cómo maridarlos entre sí, seleccionando los idóneos en cada caso, descartando los innecesarios y, sobre todo, adecuando el resultado al gusto de tus comensales, en este caso tus lectores.

textos que venden

Consejos para vender con tus escritos

Te presentamos, además, un conjunto de prácticas recomendables que debes tener en consideración cuando vayas a escribir textos comerciales o publicitarios.

Piensa en tu target

¿Para quién estás escribiendo? ¿Cuál es el público objetivo de ese contenido y qué características tiene? Utiliza su lenguaje, háblale en su idioma y céntrate en sus necesidades, expectativas, conocimientos y deseos.

Olvídate de contar lo guay que es tu empresa, ¿a quién de nosotros le importa? Explícale a tu lector cómo van a mejorar su vida tus productos y servicios. Qué soluciones y ventajas le ofrecen. Eso sí quiere saberlo.

Invita a la acción

El lector suele precisar chutes de energía. Llamadas a la acción que lo estimulen y le animen a hacer cosas: inconscientemente, cuando se siente impelido de este modo, se activa y está más receptivo. ¿Te interesa este punto? Sigue leyendo. ¿Ves?, a esto nos referimos. Da órdenes a tus lectores para activar su cerebro y conseguirás resultados.

Es decir, incluye un buen número de calls to action, especialmente al final, pero eso sí: hazlo con naturalidad y buen rollo, no vayas a terminar molestando a la persona más importante que existe.: cada lector de tu texto.

Activa su imaginación

Todos hemos sido niños y, en cierto modo, lo seguimos siendo. Por eso nos encanta imaginar, recrear, recomponer la realidad o lo que nos cuentan con nuestros propios medios y recursos.

De este modo, además, nos identificamos más y aportamos un toque mucho más personal y comprometido a lo que se nos comunica. ¿Te imaginas qué puede ocurrir cuando lo hacemos? Utiliza este recurso. Aunque, en todo caso, su uso debe estar justificado.

Historias humanas

Seguramente ya has oído hablar del storytelling. Aunque te pueda parecer un concepto nuevo, no lo es en absoluto, qué va: Cicerón, uno de los mejores oradores de la historia clásica, ya narraba historias humanas en sus discursos.

Relata al escribir, cuenta historias personales, narra historias de éxito, comparte experiencias personales. ¡Al público le encanta! ¡A todos nos encantan! ¿Por qué crees que nos apasionan tanto el cine, el teatro, las novelas y las series de televisión?

textos que venden

Sucesión de interrogantes

Los enigmas nos llevan de cabeza. Es oír una pregunta y, lo queramos o no, nos ponemos en modo respuesta y asumimos mentalmente el protagonismo. ¿De qué nos sirve esto? Cada vez que presentamos interrogantes, estimulamos la conversación con el lector, activamos su curiosidad y le concedemos un mayor protagonismo.

Por eso es tan importante para un buen redactor de marketing, porque su copywriting será más comprensible, se sentirá más propio y motivará mejor a la venta.

Apuesta por lo concreto

Olvídate de las generalidades, los textos abstractos y los altos vuelos cognitivos. Tienes que hablar de cosas específicas. ¿Qué entiendes mejor: la partida presupuestaria de la movilidad personal o el precio de la gasolina? Pues eso. Incluye ejemplos, cifras, porcentajes, descripciones y detalles concretos. Y, si eres capaz de hacerlo, consigue que tu lector vea -y no solo lea- cada elemento que cuentas: crea imágenes mentales.

Mantén una estructura

Todo texto de éxito es una sucesión de partes bien trabajadas. Su título engancha y obliga a la lectura. Su introducción despierta el interés y activa la identificación del público. El cuerpo de texto lleva de la mano hacia el desenlace, emociona y aporta la información necesaria. El final sacude, convence, llega al corazón y mueve a la acción.

¿Te sientes más capaz de escribir mejores textos que venden? Es solo cuestión de práctica, pero estos trucos te resultarán muy útiles.

Sigue lo último en marketing online

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios ofreciendo una experiencia de navegación personalizada. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que apruebas su uso. Puedes obtener más información sobre nuestra política de cookies Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close