A la hora de escribir o comprar contenido para un blog corporativo se debe planificar con antelación tanto el tono como la temática y la frecuencia de publicación. Pero además, será fundamental tener claras aquellas técnicas del marketing de contenidos que contribuirán a conseguir más tráfico y suscriptores. Entre ellas, destaca el guest blogging, una pieza fundamental para practicar el link building con éxito.

Una buena táctica para aportar más valor a tu contenido

El Guest Blogging es una herramienta usada por blogueros y redactores freelance para enriquecer y difundir el contenido para un blog. Consiste en que un bloguero invitado escribe un post en un blog ajeno de su sector. Por ejemplo, si una empresa tiene un blog sobre deportes puede interesarle la colaboración de un bloguero experto en running que puntualmente escriba un artículo sobre “Las 10 mejores rutas del mundo para correr”. De esta forma, la empresa aportará a sus usuarios contenido diferente -con otro punto de vista- y con regularidad, mientras que el guest blogger aumentará su visibilidad y reputación profesional.

Así pues, publicar un guest post en otro blog tiene como principal ventaja darse a conocer a un nuevo público y conseguir enlaces de calidad. A cambio, el otro bloguero obtiene contenido de calidad sin coste, enfocado desde un punto de vista distinto al que sus usuarios están acostumbrados y sobre temas tratados en profundidad,  produciéndose así un beneficio mutuo.

Lowpost, posts de calidad

Por lo tanto, es una táctica imprescindible, pero siempre que aporte valor y utilidad a los usuarios. En caso contrario, si solamente se busca un link, la calidad del contenido pasará a un segundo plano y Google lo penalizará. Por ello, antes de practicar el guest blogging es clave valorar si el invitado tiene conocimientos y sumará a la audiencia. Es decir, si el beneficio recaerá en todas las direcciones.

Imagen