El contenido es el rey” es una de las principales máximas del inbound marketing, donde el marketing de contenidos es una pieza fundamental de la estrategia. El fuerte peso del marketing ha hecho que los redactores de contenidos estén experimentando un auge: las empresas recurren a ellos para comprar contenido para el blog, con el que generar tráfico hacia la web, leads y, a largo plazo, obtener clientes fidelizados.

¿Cuáles son los hábitos que debe tener un redactor para ser más efectivo? 

Establecer un calendario y marcarse plazos

La procastinación es peligrosa cuando se trabaja solo o desde casa, pues no hay nadie que supervise el trabajo. Los redactores especializados deben ser disciplinados y crear un calendario de trabajo que les permita cumplir con los plazos. El calendario debe ser realista, teniendo en cuenta el tiempo que cada redactor – dependiendo de su experiencia o de su conocimiento sobre el tema – emplee en la creación de una pieza de contenido.

[Tweet “Llegar a escribir de forma rápida y efectiva es algo que se consigue con constancia y disciplina. “]

Anotar y guardar las ideas espontáneas

No siempre se encuentra al momento el tema sobre el que escribir. Para evitar quedarse sin inspiración, una buena solución es anotar todas aquellas ideas que vienen a la mente de forma espontánea, cuando no se están buscando. Cuando llegue el momento de escribir, esas ideas servirán de inspiración para crear piezas de contenido.

Esbozar los principales puntos del contenido

Ya se trate de escribir contenido para un blog, un artículo periodístico o un e-book, la planificación es una de las claves del éxito de la pieza en cuestión. Antes de empezar a crear el contenido, conviene tener claros los principales puntos que van a tratarse, procurando que la redacción sea equilibrada.

Escribir aunque la inspiración no llegue

La escritura es un trabajo eminentemente creativo, pero no siempre la inspiración acompaña a los redactores de contenidos cuando se disponen a crear contenido. En estos casos, se recomienda escribir sin detenerse, plasmando las ideas aunque no estén del todo desarrolladas. Cuando la inspiración vuelva, se podrá trabajar a partir de las diferentes ideas.

redactorfreelance2-lowpost

Equilibrio entre calidad y cantidad

Un redactor especializado que se haga cargo de la estrategia de marketing de contenidos de una empresa tiene mucho trabajo por delante: posts para el blog, e-books, whitepapers, infografías… El volumen puede ser muy alto y debe hallarse un equilibrio entre la calidad y la cantidad del contenido que se escribe. En ocasiones, es recomendable renunciar a parte del trabajo para ofrecer mejores resultados en un plazo determinado de tiempo.

Para ser un buen redactor de contenidos, es fundamental estar comprometido con el trabajo y adoptar una serie de hábitos para hacerlo más sencillo.

Imagen