SEO Vs Marketing de Contenidos

Lejos de ser “enemigos” son dos conceptos que se complementan. Desde que Google premia la calidad o la manera en las que los usuarios buscan los contenidos, la forma de hacer SEO ha cambiado. El marketing de contenidos es el que puede generar SEO, por eso el complemento de ambos es la clave.

Este mes nos tomamos el café con Alberto Talegón, director y fundador de SEO.school para hablar de lo que más nos gusta: el SEO.

¿Cuándo fue la primera vez que escuchaste la palabra SEO?

Fue hace 8 años. Mi cuñado tenía (aún tiene) una web corporativa de su empresa de decoración e interiorismo, y su hermano una de venta de sofás. Como sabían que había estudiado Ing. Informática, me pidieron ayuda con el SEO. Para mí, era la primera vez que escuchaba esa palabra, y cuando lo busqué en Google me pareció un reto bastante pequeño (por aquellos tiempos era muy sencillo aparecer en primeras posiciones) y enseguida lo acepté. Desde aquel día, no he querido dedicarme a hacer otra cosa, aunque cada vez se complique más.

¿Qué significa para Google el SEO?

Sin lugar a dudas, a Google le gusta el buen SEO. No solo de cara a los usuarios, sino que de manera egoísta también es un claro ahorro en costes de cara a rastrear, parsear e indexar contenidos, que hablando de los volúmenes que Google maneja, son cifras astronómicas. Si para sus robots es una clara ventaja para gastar menos, también lo es de cara a obtener información sobre el propio contenido que rastrean.

Por eso Google pone a disposición de todos la guía para principiantes, search console y demás productos pensados específicamente para hacer SEO.

[Tweet “A #Google le gusta el buen #SEO, ya que para sus robots es una clara ventaja para gastar menos”]

¿Cómo han cambiado las búsquedas en Google?

Han cambiado bastante desde la incorporación de las búsquedas por voz. Es un método que cada vez usan más los usuarios, ya que cada vez son “más móviles”. Es la relación directa entre la forma que usamos nuestros dispositivos de acceso a internet y los buscadores.

Por supuesto, esta forma de buscar hace que lo que se busque, en muchos casos, sean respuestas. Dónde, cuándo, cómo, qué, quién… es lo que quiere saber el usuario y, cada vez más, Google les ofrece una respuesta directa, por delante de los 10 resultados habituales.

¿Qué es lo que mejor posiciona en Google?

Sin duda no existe una respuesta única. Cada sector es bastante diferente. Lo que en muchos sectores penalizaría o en el mejor de los casos no contaría para posicionar, en otros ayuda, aunque viole todas las políticas de uso de Google…. Esas cosas que pasan.

En líneas generales, la mejor respuesta debería ser: trata de ser la respuesta (a esas preguntas que realiza el usuario) y ayuda a Google a entenderlo mediante semántica implícita y explícita.

Coméntanos algunas técnicas SEO que mejor te hayan funcionado  

Bueno no creo que sea la que esperáis, pero en mi opinión se debería analizar bien a tus competidores y sus movimientos antes de empezar a invertir tiempo y recursos. En algunos casos es vital para tener una mínima oportunidad, en el resto nos ayudará a encontrar las mejores oportunidades de negocio. Ahí es donde deberemos invertir nuestros recursos y esfuerzos.

¿Cuál es el futuro del SEO con las últimas medidas Google?

El SEO cada vez es más técnico, y eso creo que es bueno para el sector. Exige profesionalización y un aprendizaje continuo. Lo único que tenemos claro desde que Google y el SEO nacieron es que algo nuevo vendrá y otras cosas cambiarán. ¡Cambios! Creo que es lo que asegura el futuro del SEO. Y mi trabajo… jejejeje 😉

¿Cómo ayudan los contenidos a conseguir objetivos de marketing?

Nuestros contenidos deberían ir orientados a conseguir un objetivo definido. Si no lo hacemos así, seremos uno más de los que meten “ruido” sin decir nada. Cada contenido debería ir dirigido a un público determinado, con unos objetivos determinados, y por supuesto, medir para saber realmente qué ha ocurrido con nuestros objetivos iniciales.

¿Cómo analizar la efectividad de nuestros contenidos?

Depende del objetivo que tuviésemos a la hora de generar ese contenido. Si lo que buscaba era engagement, tendré que medir cómo se han comportado los usuarios. Si mi objetivo inicial era dar a conocer un nuevo producto o servicio, tendré que ver en cuántas visitas a la página del producto o servicio se han producido desde el contenido que hemos generado. Si buscaba suscriptores, cuánto nuevos tengo… En cualquier caso, siempre es necesario medir los resultados y compararlos con nuestras expectativas. Si alguna vez pensamos que no es necesario, es que el contenido que hemos generado no tiene ni objetivo ni sentido.