Cuando los consumidores buscan algo, necesitan ser capaces de contextualizar la información para poder estimar el valor que tiene para ellos y si pueden confiar en ella. Es aquí cuando entra en juego el papel determinante de los redactores freelance y su creación de contenidos.

El marketing de contenidos debe servir para escuchar a la audiencia, darle información y satisfacer sus necesidades. El objetivo no es otro que generar una relación de confianza entre cliente y empresa con el fin de que la información se comparta, conseguir credibilidad es un factor vital para lograr esa conexión.

Pero ¿cuáles son los factores determinantes que debe utilizar una empresa para lograr que su web y su contenido sean creíbles? Lo más importante es transmitir siempre información veraz, es vital que la información se pueda comprobar con exactitud, ya sea a través de referencias, testimonios o fuentes. Si algo no se puede verificar lo mejor es no publicarlo. Otro factor clave es mostrar al cliente quien hay detrás de la marca, es decir, demostrar que tras el sitio web hay una empresa real. Una forma de hacerlo es incluir la dirección física de la empresa, los nombres de sus miembros o fotos de sus oficinas. Poner cara a los profesionales que nos informan, destacando su grado de especialidad dentro de la empresa y los servicios que ofrecen dentro de ella, ayuda también a fortalecer la credibilidad.

Pero nada de esto tiene sentido si no se le da un aspecto atractivo y profesional a la página web o blog. La primera impresión siempre es la que cuenta y el diseño es determinante. Una web organizada, fácil de usar y útil ganará en credibilidad, sin olvidar la actualización constante de contenidos, así como revisiones y  comentarios.