La mejor campaña de marketing es aquella en la que el protagonista es el propio cliente, pues sus opiniones tienen mucha más credibilidad entre el resto de consumidores que si la emiten los periodistas freelance para la empresa. Hacer partícipes a tus clientes en las acciones de marketing es una buena apuesta, porque aunque arriesgada, permite conocer aquello que piensan sobre el producto o servicio que ofreces.

La marca Lay’s sabe que la opinión sobre sus productos dicta cuáles de estos son aceptados en el mercado, por ello ha lanzado en Estados Unidos una nueva edición del concurso ‘Do Us a Flavor’, un concurso en el que se busca un nuevo sabor para sus patatas y que en la última edición obtuvo alrededor de 4 millones de propuestas.

Esta estrategia, que implica generar contenidos y actualizarlos, tiene como objetivo enganchar al público a través de un contenido más real y creíble. El segundo paso es aumentar las ventas. Lay’s consiguió con este concurso el año pasado 2 millones de votos en facebook y twitter. Como en cualquier concurso también existe un premio, que ayuda a que la participación sea mayor. Un millón de dólares o el 1% de las ventas netas del sabor ganador durante un año era la recompensa por haber colaborado con el proyecto de la empresa.

No hay que olvidar que toda empresa quiere saber por qué su cliente compra un determinado producto y no otro o cómo lo usan. A través de concursos como estos se conoce al cliente, se aprenden sus gustos y preferencias a la misma vez que se genera una atracción por parte del cliente a su marca y un vínculo entre ambos. Y es que la historia contada en primera persona es siempre un valor añadido para el producto.

Imagen