En el campo del marketing de contenidos, Google AdSense como estrategia publicitaria constituye una potente herramienta de divulgación cuyo éxito depende de una pluralidad de factores, entre los que sobresale el tráfico recibido por la web, que representa el sustrato para las conversiones.

Para esa óptima divulgación de contenidos es interesante recurrir a un adecuado content marketing, donde Google AdSense desempeña un importante rol, con reciente incorporación de favicons como iconos utilizados por los anunciantes para promocionar su marca, que hacen más visibles las cuñas publicitarias y estimulan los clics. Los anuncios insertos deben ser mínimamente invasivos, ajustándose a las dimensiones más proclives a los clics (336 x 280), y ser suficientemente empáticos con el público que frecuenta el sitio.

Un webmaster que se apoye en Google AdSense debe impregnar sus contenidos del suficiente magnetismo que promueva un tráfico fluido y de calidad. Para la creación de contenidos de calidad, los redactores freelance se presentan como profesionales experimentados en adecuar su exposición al perfil de los potenciales clientes, elaborando contenidos que satisfagan sus inquietudes de forma atractiva.

Una web incipiente encontrará una mínima presencia en los motores de búsqueda no antes de un mes sin implementar una campaña de pago a través de Google AdWords, complemento idóneo a la imprescindible técnica de posicionamiento SEO basada en la colocación estratégica de keywords, ya que el programa generador de anuncios se rige por las palabras del entorno donde se inserta.

Imagen